Los Frutos Secos Engordan

¿Los frutos secos engordan?

En la actualidad podemos encontrar un extenso número de estudios científicos que han demostrado de forma clara que es falso que los frutos secos engordan. En realidad, y a pesar de que representan un importante aporte nutricional y calórico, sus propiedades evitan que se genere algún tipo de sobrepeso. Por el contrario, son capaces de evitar la obesidad.

A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre los frutos secos.

¿Por qué no engordan los frutos secos?

Diversos estudios científicos, como uno encabezado por el doctor Heinz Freisling publicado en el European Journal of Nutrition en 2017, donde analizaron durante 5 años los datos de 373.293 europeos, se identificó una relación entre el consumo de frutos secos y un menor aumento de peso. Este estudio también revelo que su consumo está relacionado con un menor índice de obesidad, desechando así la idea de que los frutos secos engordan.

Friesling y su equipo describen el efecto saciante de las frutas desecadas como uno de los primeros factores que inhiben una sobrealimentación.

Valor Nutritivo De Los Frutos Secos

No obstante, la combinación entre grasas insaturadas y proteína vegetal, incrementa la termogénesis, es decir, el gasto energético en el organismo, quemando así excedentes de grasas.

De igual forma se detectó una tendencia clave en las personas que consumen habitualmente frutos secos. Su consumo suele disminuir de forma proporcional la ingesta de otro tipo de alimentos que sí se relacionan con el sobrepeso, como las carnes rojas.

¿Cuáles son los frutos secos?

Probablemente el mito de que los frutos secos engordan, se deba también a que en ocasiones se llega a denominar de esta forma a productos procesados, donde se ha añadido chocolate, caramelo, u otras formas azúcar o sal. Así como algunos potenciadores nocivos como el glutamato monosódico, lo cual difiere mucho del concepto saludable de los frutos secos.

Beneficios De Los Frutos Secos

En las investigaciones científicas donde se ha descartado que los frutos secos engordan, se refieren a las nueces -incluyendo las de Madacamia y Pecán-, almendras, piñones, anacardos, pistachos, castañas, avellanas, dátiles, diversos tipos de pasas e incluso los cacahuetes, que aunque son una legumbre, también se llegan a incluir en esta categoría de frutas desecadas.

¿Cuáles son los frutos secos para bajar de peso?

Si estás buscando las mejores alternativas para bajar de peso, considera comprar frutos secos crudos de cáscara dura, los cuales generarán un menor aporte de azúcar que aquellos procedentes de fruta deshidratada. No obstante, la mayoría de expertos consideran que es falso que los frutos secos engordan en general, y que las variantes entre los diferentes tipos son mínimas, también en sus diferentes presentaciones, por ejemplo horneados o tostados.

La única diferencia sustancial, y que por tanto se recomienda evitar, son los frutos procesados y adicionados con saborizantes, pues estos sí son un ejemplo de que los frutos secos engordan, además de que tampoco cuentan con todas las propiedades nutricionales.

Propiedades de Los Frutos Secos

¿Cuáles son los nutrientes de los frutos secos?

Comprar frutos secos de forma regular es una estupenda idea, pues representan un gran aporte de múltiples nutrientes, algunos tan importantes como la vitamina B y la vitamina E, lo cual implica una gran fuente de antioxidantes.

Los minerales también son abundantes en estos alimentos; por ejemplo los frutos secos crudos de cáscara dura son una gran fuente de calcio, por ende, su consumo es casi imponderable en personas veganas.

Su contenido en proteínas de calidad los hacen muy atractivos en dietas vegetarianas como factor para fortalecer la masa corporal y favorecer diversos procesos metabólicos del organismo.

No hay porqué preocuparse, por lo general es falso que los frutos secos engordan, y por el contrario, también son una gran fuente de minerales esenciales como el zinc, cobre, fósforo, magnesio, selenio y hierro. Incluyen componentes como el omega 3, que puede llegar a estar presente en proporciones considerables, fibra y hidratos de carbono.

Nueces Frutos Secos

Propiedades y beneficios de los frutos secos

Diversas investigaciones recientes de BMC Medicine han documentado una cantidad tal de beneficios en los frutos secos, que de forma generalizada se recomienda su inclusión en la dieta regular como una forma de mejorar la salud.

En este sentido, investigaciones como una publicada en 2013 en el American Journal of Clinical Nutrition por la Unitat de Suport a la Recerca Tarragona-Reus de España, concluyen que la adición de nueces y fruta deshidratada a una dieta saludable, es un factor para reducir el riesgo de afecciones cardiovasculares.

Su capacidad para ayudar a regular el azúcar en el organismo hace que se recomienden en la dieta de personas con diabetes. Su consumo también está relacionado con un menor índice de enfermedades respiratorias.

A un nivel científico se ha detectado que las frutas desecadas están relacionadas con una menor incidencia de diversos tipos de cáncer. Actualmente continúan siendo objeto de estudio a lo largo de todo el mundo.

Comer Frutos Secos

Comer frutos secos enriquece tu dieta

Como puedes ver, creer que los frutos secos engordan no tiene mucho respaldo científico. Por el contrario, múltiples estudios han demostrado que son un factor que ayuda a mantener un peso más estable y es un alimento ideal en dietas variadas, completas y nutritivas.

La fruta deshidratada tampoco es un alimento mágico que te hará perder peso por sí sola, pero sí se trata de un componente que añade variedad y que permite incorporar nutrientes esenciales, algunos de los cuales se encuentran de forma importante en este tipo de alimentos.

Para finalizar…

Los frutos secos son una extraordinaria fuente de nutrientes esenciales que generan múltiples procesos metabólicos positivos para nuestro organismo. Comprar frutos secos y consumirlos en nuestra dieta de forma regular es una buena forma de mejorar nuestra salud, no sólo para favorecer un peso más adecuado a nuestra estatura, sino también como una gran fuente de vitalidad y componentes esenciales para fortalecer y proteger el organismo.

Así que ya lo sabes, es falso que los frutos secos engordan, al contrario, nunca estará de más tener un puñado a mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.