Dieta disociada

Dieta disociada: todo lo que necesitas saber

Seguro que habrás hecho diferentes dietas que finalmente no te dan los resultados que deseas. Te prohíben comer ciertos alimentos, te hacen “pasar hambre”, entre otros sacrificios, pero no necesitas llegar a estos extremos para reducir tus medidas o para bajar de peso. De hecho, no necesitas sacrificarte a la hora de comer, y esto te lo demuestra la dieta disociada.

Con este régimen alimenticio puedes comer como un/una rey/reina siempre y cuando sepas la combinación de alimentos a consumir en cada una de tus comidas, o bien, qué alimentos no debes mezclar, ya que es precisamente una combinación errónea lo que puede convertir en grasa lo que consumas.

Es importante advertirte que antes de comenzar la dieta disociada debes ser consciente de que consumirás menos grupos de alimentos, pero tienes libertad en la cantidad de alimentos a ingerir, a diferencia de otras dietas. En ocasiones deberás alejarte de tus alimentos preferidos y evitar caer en tentaciones y antojos.

La dieta disociada tiene gran base racional y, considerando que cada uno de nuestros organismos responden y se comportan de manera distinta, debe ser consultada con un especialista antes de realizarse, aunque la regla general es que la hagas en un corto periodo de tiempo.

En esta guía completa de la dieta disociada te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta forma de alimentarse y cuidarse. Al seguir estas reglas podrás reducir peso de manera muy eficaz.

En qué consiste la dieta disociada

La dieta disociada consiste en dividir los alimentos en grupos o categorías, como son las proteínas, hidratos de carbono y grasas entre otros. Contempla que en cada comida consumas solo aquellos alimentos que sean de la misma clase o que sean compatibles entre sí.

Este método mezcla el placer de comer con la voluntad de reducir peso, siempre respetando el equilibrio entre alimentos ácidos y alcalinos y su efecto en nuestro organismo. En todo caso, la dieta disociada se fundamenta en evitar comer alimentos de dos o más grupos en el mismo plato, ya que, según su principio, si se unen estos consumibles, el aparato digestivo almacena azúcar en el cuerpo de manera incorrecta o hace que los alimentos ingeridos se conviertan en grasa y obtengas un resultado contrario al deseado.

En que consiste la dieta disociada

Lo fundamental es ser consciente de que cada alimento es alcalino o ácido (según su pH), por lo que se digieren de manera diferente. Respetando este principio, los platos que elijas tendrán múltiple efecto: no solo bajarás de peso, sino que ayudarás a que se depure tu organismo y evitarás enfermedades.

La dieta disociada tiene varios tipos, pero siempre respeta el mismo principio, el cual es consumir alimentos de una sola categoría por comida, nunca mezclando los que no son convenientes. Esta “disociación de alimentos” puede realizarse en un día, para probar como te va, o durante un periodo corto de tiempo.

La tabla de alimentos de la dieta disociada

Como en esta dieta es importante comer los alimentos según el grupo al que pertenecen, hay una tabla de alimentos que indica cuales se pueden combinar y cuales no son convenientes combinar. Aquí la tienes siempre a tu disposición para verla cuando prepares tus comidas.

En la tabla debes ubicar qué alimento quieres comer y a qué grupo pertenece, luego ver cómo se disocia con otros alimentos. Generalmente en la tabla se te indicará si puedes comer los alimentos juntos, con un , y si no puedes comerlos en un mismo plato se indicará con un NO.

Es importante tener esto en cuenta, puesto que cada grupo tiene un pH y a su vez un efecto particular en el estómago al momento de digerirse. Por lo tanto, la dieta disociada recomienda solo un grupo a consumir en cada comida para que cada alimento sea asimilado de manera adecuada.

Así, la tabla te indica, de manera general, que puedes desayunar una fruta, en el almuerzo puedes consumir hidratos de carbono, como el pan, pastas, arroz, patatas, lentejas… y en la cena comer proteínas, como la carne, pescado y productos lácteos, por ejemplo.

Se recomienda que no inviertas el orden de consumo en cuanto al grupo de alimentos, porque seguir las reglas al pie de la letra es la clave para que la dieta disociada sea exitosa y aporte bueno resultados. Además, es sabido que si consumes carbohidratos en la cena  puede aumentar el colesterol en tu cuerpo y ocasionarte problemas para dormir.

En esta tabla de alimentos de la dieta disociada puedes observar de forma gráfica las combinaciones de los platos mediante una fórmula sencilla: tomas un número de la columna horizontal y lo cotejas con el número ubicado en la columna vertical. El punto de encuentro dará como resultado , NO, o Ma, que significa que puedes comer esa combinación si quieres mantener tu peso.

tabla dieta disociada

Grupos de alimentos

  1. Frutas acidas: naranja, limón, mandarina, pomelo,
  2. Frutas semi ácidas: piña, fresa, kiwi, melocotón, pera, manzana, uvas.
  3. Frutas dulces: lechosa, bananas, frutos deshidratados como higo, pasas o dátiles.
  4. Frutos oleaginosos: la aceituna, el aguacate, el coco y frutos secos como nueces, avellanas o pistacho.
  5. Los cereales: el maíz, arroz, avena, trigo y sus derivados.
  6. Legumbres: la lenteja, el garbanzo, guisantes, brote de alfalfa.
  7. Hortalizas: berenjena, calabacín, alcachofa, pimiento, remolacha, zanahoria, rábano, cebolla larga.
  8. Feculosas: como la patata, el plátano, la zanahoria cocida y las castañas.
  9. Verduras: como el apio, brócoli, coliflor, espárragos, espinacas, repollo y lechuga,
  10. Ajos y cebollas.
  11. Huevos de gallina, codorniz, pato, entre otros.
  12. Leche: para adelgazar es preferible la semidesnatada.
  13. Margarina.
  14. Quesos.
  15. Carnes y pescados, incluidos los embutidos, las conservas y los encurtidos

Buenas combinaciones en la dieta disociada

A continuación, te explicamos a qué grupo pertenece cada alimento.

Hidratos de carbono

También llamados carbohidratos, glúcidos o sacáridos, los hidratos de carbono tienen un papel fundamental en la nutrición. Representan la principal forma de almacenamiento energético y tienen pH alcalino. Se pueden dividir en hidratos de carbono simples, como el azúcar, y los hidratos de carbono compuestos, como el arroz.

Entre otros, los hidratos de carbono son las harinas, el arroz, la pasta, la papa (patata), el chocolate, el azúcar, el pan (trigo), los cereales, el maíz, las legumbres, como las lentejas, judías y garbanzos, yuca y las habas.

Proteínas

Las proteínas son el nutriente principal para la formación de músculos y tejidos, así como reguladoras de ciertas funciones en el organismo. Tienen pH ácido y también pueden clasificarse en proteínas simples y proteínas complejas.

Los alimentos en los que podemos encontrar proteínas son: carne, pollo, pescado, huevos, mariscos y en los productos derivados de la leche.

Grupos de alimentos en la dieta disociada

Grasas

También conocidos como lípidos, las grasas constituyen parte de las reservas más importantes de nuestro organismo. Tienen una clasificación variada y compleja. Las grasas son más concentradas en calorías que las proteínas o los carbohidratos, lo que les permite almacenar energía alimenticia cuando el cuerpo más lo necesita, a su vez lo protege contra el frío y ayuda a modelar la figura. Sin embargo, suele obtenerse en exceso, pero con una buena distribución tiene excelentes efectos en la nutrición.

Las grasas pueden encontrarse en los frutos secos, como las nueces, almendras, cacahuetes, pistachos… así como en el aceite de oliva, de girasol, la margarina, y el aguacate. Los chocolates, los dátiles y piñones también contienen grasas.

Verduras y hortalizas

Las verduras y hortalizas suelen ser las menos preferidas desde la infancia, sin embargo, son ricas en vitaminas y minerales que son fundamentales para la nutrición y la buena salud en general. En este grupo se incluyen la lechuga, espinaca, acelga, tomate, espárrago, berenjena, pimientos, zanahoria, calabacín, pepino, champiñón, cebolla, apio, cebolla de verdeo, brócoli, calabaza , guisantes… entre otros.

Categorias de los alimentos en la dieta disociada

Frutas

Las frutas son otro aporte energético y nutritivo para nuestro cuerpo. Dependiendo de cual elijas, tienen amplios beneficios antioxidantes, vitaminas, minerales y componentes esenciales en la dieta. Forman parte de este grupo la manzana, pera, uvas, fresa, banana, también el aguacate, limón, mandarina, naranja, melón, melocotón, piña, cerezas, tamarindo, sandía, ciruelas, etc.

Lácteos

Los productos lácteos o sus derivados, son aquellos relativos a la leche. La mayor parte de los productos lácteos provienen de la vaca, pero también se puede consumir leche de oveja, de cabra, de búfala y otros animales. Los lácteos son populares por sus propiedades nutricionales, como su alto contenido en calcio y vitamina A y D. Son productos perecederos, por eso suelen conservarse refrigerados. En este grupo encontramos a la leche líquida, los quesos, yogures, mantequilla…

Cómo combinar los alimentos en la dieta disociada

Como ya se ha mencionado, la dieta disociada evita mezclar en el mismo plato ciertos tipos de alimentos según su grupo. Esto se debe a que cada alimento, o bien, cada grupo, tienen un número de pH distinto del otro. No puedes mezclar hidratos de carbono (que tienen pH alcalino) con proteínas (que tienen pH ácido), por ejemplo. Las frutas no se deben comer junto con ninguno de los grupos anteriores. De igual forma, no es recomendable consumir frutas dulces con ácidas, mientras que el yogurt y los alimentos grasos pueden combinarse con otros alimentos sin problema.

Como combinar los alimentos en la dieta disociada

Para que la dieta disociada sea satisfactoria debes seguir un orden y eso te lo puede facilitar la tabla de alimentos.

Los alimentos más recomendados para consumir y perder peso con la dieta disociada son: las papas (patatas), el pan, arroz, la pasta, el maíz y los cereales; la carne, los huevos, pollo, queso, mariscos, lentejas, frutos secos y yogures. Recuerda chequear la tabla de alimentos para saber cuáles alimentos se pueden disociar y cuáles no.

Cuándo consumir cada alimento

La dieta disociada se basa en distribuir los alimentos en las 24 horas del día y contempla que es mejor tomar cinco comidas bien distribuidas en lugar de 3 comidas, como es lo más habitual.

La dieta disociada contempla que las frutas se consuman en las meriendas, nunca en la cena. De hecho, los especialistas apuntan que la fruta tiene mayores beneficios si se consume en momentos que no sean la comida principal.

Cuando consumir cada alimento en la dieta disociada

Los hidratos de carbono recomiendan tomarlos en el desayuno o almuerzo, mientras que las proteínas deben ser consumidas en la cena. Además, aproximadamente a partir de las 18 horas o 6pm no se debe ingerir hidratos de carbono. Recordemos que las grasas pueden consumirse con otros alimentos.

Así, puedes ver que durante todo el día tomas alimentos de cada grupo y no te saltas ningún nutriente. Es importante mantener el orden y seguir el menú al pie de la letra para que tu cuerpo no sufra algún déficit nutricional.

Reglas de la dieta disociada

  • Está terminantemente prohibido mezclar hidratos de carbono con proteínas, diferentes tipos de hidratos de carbono entre sí o proteínas entre sí.
  • Está prohibido mezclar frutas dulces con frutas ácidas.
  • Es recomendable dejar transcurrir al menos cuatro horas entre las 3 comidas para permitir la digestión correcta de alimentos.
  • Quedan prohibidas las bebidas gaseosas, refrescos o zumos azucarados, así como las bebidas alcohólicas.
  • Sólo se come la fruta en el desayuno, a media mañana o a media tarde.
  • Las grasas saludables, como los frutos secos, se tomarán a media mañana o a media tarde, pero nunca como compañero de la fruta.
  • Los carbohidratos se comen a media mañana o en el almuerzo para facilitar el proceso digestivo. Prohibido consumir hidratos de carbono en la cena.
  • Las proteínas se consumen siempre en la cena.
  • Se recomienda hacer la cena antes de las 19:00 hs o 7 pm, para una digestión óptima antes de dormir.
  • No deben ser consumidos en la misma comida las proteínas y las frutas ácidas.
  • El azúcar debe ser eliminado, o, en su defecto, sustituido por un edulcorante.
  • Las verduras y hortalizas se pueden mezclar con todo.

Reglas de la dieta disociada

Alimentos a evitar en la dieta disociada

La dieta disociada es una de las dietas más elegidas porque no elimina alimentos, pero si hay algunos que deben evitarse, como las bebidas gaseosas, el alcohol, y los alimentos refinados, como las harinas y azúcares, así como los alimentos fritos, por su cantidad excesiva de grasa.

Consejos para perder peso dieta disociada

Consejos para perder peso durante la dieta disociada

  • Tomar mucha agua. El agua hidrata, elimina toxinas, y favorece muchos procesos.
  • Haz deporte mientras haces la dieta, puesto que mientras adelgazas con cualquier tipo de ejercicio o actividad física fortaleces los músculos y evitas que la piel se vuelva flácida.
  • No te saltes ninguna comida ni las meriendas, para aportar todos los nutrientes diarios necesarios.
  • Consumir alimentos asados o al vapor, que son más saludables.
  • No fumar ni consumir alcohol.
  • Utilizar productos dietéticos harán la dieta más eficaz.
  • Evitar las frituras y la comida basura o “fast food”.
  • La cena no debe ser muy copiosa o con demasiados alimentos.
  • Evitar consumir frutas en las horas de la noche por los azúcares que contiene.
  • No comer justo antes de ir a dormir.

La dieta disociada para vegetarianos y veganos

Para los vegetarianos y veganos que quieran adelgazar mediante la dieta disociada, también pueden hacerlo con alguna modificación en este sistema alimenticio. Consiste en sustituir las proteínas por alimentos ricos en proteína vegetal, como las legumbres, lentejas, carne de soya, etc. Asimismo, contempla el consumo de verduras, frutas y lácteos (en el caso de los vegetarianos).

La dieta disociada para vegetarianos y veganos

Para los vegetarianos o veganos se recomienda que las porciones de comidas como el almuerzo o cena no superen los 250 gr, y es muy aconsejable que las porciones estén acompañadas de bastantes verduras.

Ventajas e inconvenientes de la dieta disociada

Ventajas

  • Es simple y sencilla, siempre que se recuerden los alimentos que no se pueden mezclar.
  • No se cuentan las calorías.
  • Mejora y regula la digestión, por lo que elimina la hinchazón en el vientre y reduce las toxinas producto de la fermentación en los intestinos.
  • Se puede comer de todo lo que se quiera y no aumentaras de peso, siempre y cuando sigas las reglas propuestas y no caigas en tentaciones.
  • Pérdida de peso rápida al ser combinada con actividad física.

Desventajas

  • Al no tomar en cuenta los gramos de valores nutricionales consumidos podemos desarrollar desequilibrios. Ejemplo: el consumo excesivo de proteínas puede causar problemas hepáticos, ya que gran cantidad de proteína produce sobrecarga al hígado y los riñones, que son los órganos encargados de eliminar los desechos biológicos.
  • No tiene efectos para reducir la celulitis.
  • No es recomendable para niños ni para mujeres embarazadas o durante la menopausia.
  • No se recomienda a personas que sufran diabetes.
  • No se puede hacer una dieta disociada durante más de un mes sin supervisión de un nutricionista.

Menú semanal de la dieta disociada

El menú semanal de la dieta disociada contiene indicaciones para cinco comidas al día, que son las recomendadas: tres comidas principales y dos meriendas.

Existen numerosas versiones de la dieta disociada. Algunas plantean que no es conveniente combinar ciertos grupos de alimento, mientras que otras establecen comer un solo grupo de alimentos por comida e incluso por día.

Dieta disociada bien explicada

Aquí te dejamos un esquema que puedes seguir semanalmente, con algunas modificaciones que se ajusten a tu gusto alimenticio:

Lunes

  1. Desayuno: Piña en rodajas o en zumo, sin azúcar.
  2. Media mañana: porción de frutas.
  3. Almuerzo: Filete de carne magra. Ensalada de vegetales. Patatas al vapor. Té verde o café sin azúcar.
  4. Merienda: Ensalada de frutas o zumo de fruta sin azúcar.
  5. Cena: Caldo vegetal. Pescado a la plancha con limón.  Té verde o café sin azúcar.

Martes

  1. Desayuno: Piña en rodajas o en zumo, sin azúcar.
  2. Media mañana: porción de frutas.
  3. Almuerzo: Pollo a la plancha, ensalada verde con espárragos y berro. Té verde o café sin azúcar.
  4. Merienda: 1 vaso de zumo de piña sin azúcar.
  5. Cena: Caldo vegetal. 2 rodajas de piña.

Miércoles

  1. Desayuno: 2 huevos revueltos.
  2. Media mañana: porción de frutas.
  3. Almuerzo: Pechuga de pollo a la plancha.
  4. Ensalada verde. Té verde o café sin azúcar.
  5. Merienda: nueces troceadas.
  6. Cena: Pescado blanco a la plancha con vegetales al vapor.

Jueves

  1. Desayuno: Piña en rodajas o en zumo, sin azúcar.
  2. Media Mañana: nueces troceadas
  3. Almuerzo: Filete de carne roja sin grasa. Acelgas al vapor. Té verde o café sin azúcar.
  4. Merienda: 1 vaso de zumo de piña natural
  5. Cena: Caldo de pollo y jamón serrano sin grasa

Viernes

  1. Desayuno: 1 kiwi, zumo de piña sin azúcar.
  2. Media mañana: 1 kiwi o 1 manzana.
  3. Almuerzo: Filete de pescado a la plancha, ensalada de tomate. Té verde o café sin azúcar.
  4. Merienda: Zumo de naranja.
  5. Cena: 1 huevo duro y verduras al vapor.

Sábado

  1. Desayuno: 2 manzanas o zumo de piña sin azúcar
  2. Media mañana: nueces troceadas
  3. Almuerzo: jamón desgrasado con alcachofas salteadas. Té verde o café sin azúcar.
  4. Merienda: ensalada de frutas
  5. Cena: Filete de pescado con espárragos blancos.

Domingo

  1. Desayuno: 50 gr. de pavo cocido. Café sin azúcar
  2. Media mañana:  Infusión al gusto
  3. Almuerzo: Caldo de pollo casero, 3 piezas de pollo a la plancha. Té verde o café sin azúcar.
  4. Merienda: 1 fruta
  5. Cena: Filete de carne a la plancha

Conclusión

Lo ideal para que la dieta disociada te de los resultados deseados es simplemente que sigas las recomendaciones. Ya tienes en cuenta los aspectos más importantes de ella: es de las dietas más populares, la menos monótona y es generosa en cuanto a la cantidad de alimentos a consumir. Solo recuerda la máxima: NO mezclar alimentos de distintos grupos, algo con lo que te ayudará nuestra tabla de alimentos de la dieta disociada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.