Consejos para decorar el salón con papel pintado de diseño

¡Decorar con papel pintado es una tendencia en auge! El papel pintado original de diseño se ha convertido una de las últimas novedades del interiorismo, principalmente por ser un material de revestimiento bastante versátil con el cual es posible dar ese toque especial a salones de cualquier estilo.

La mayor parte de las personas suele temer un poco al papel pintado, pues lo relacionan con las decoraciones anticuadas típicas de hace varias décadas, pero la realidad es que cada vez toma mayor protagonismo ya que los diseños actuales y los materiales de fabricación nada tienen que ver con aquellos que se utilizaban décadas atrás.

Utilizar papel pintado de diseño es una opción bastante recomendable cuando se dispone de salones pequeños, puesto que tiene la capacidad de ampliar visualmente los espacios. Sin embargo, la lista de beneficios de empapelar las paredes es enorme, comenzando por su capacidad de llenar de personalidad espacios aburridos.

Ventajas del papel pintado en la decoración del salón

Si buscas llenar de personalidad el salón, te conviene conocer algunas de las ventajas ofrecidas por el uso de papel pintado como elemento decorativo.

  • Variedad. El papel pintado de diseño se encuentra disponible en una variedad enorme de materiales, texturas, colores y diseños con la capacidad de adaptarse a cualquier estilo decorativo. Podrás combinar fácilmente tu sofá o el resto de los muebles con un papel lleno de personalidad y buen gusto.
  • Resistencia. Se trata de un material resistente al desgaste, mucho más que la pintura. Por tanto, una vez aplicado tendrá la capacidad de permanecer intacto durante bastantes años, lo cual lo convierte en algo conveniente cuando no queremos que las paredes de nuestro salón se noten desgastadas con rapidez.
  • Ocultar imperfecciones. En caso de tener una pared con ligeras imperfecciones y no tener presupuesto o el tiempo suficiente para realizar una reforma, puedes optar por un papel pintado de diseño y renovar por completo el espacio con muy poco esfuerzo, ya que además, el papel se puede colocar de manera sencilla en cuestión de minutos.
  • Excelente relación calidad-precio. Con respecto al precio, la inversión en papel pintado de diseño puede ser ligeramente superior a la de trabajar con pintura, pero la durabilidad, la calidad de los acabados y las opciones de personalización son mucho más amplias, considerando que en el papel tendremos cientos de diseños y patrones a escoger.

Decorar un salón moderno con papel pintado

Si lo que buscas es conseguir un salón de revista, que impacte positivamente a todo aquel que entra al interior de tu vivienda, entonces tendrás que aprovechar alguna de las ideas disponibles para implementar el papel pintado de diseño en la decoración del salón y así conseguir un estilo moderno, lleno de color y rebosante de personalidad.

Salón con papel pintado de diseño

Una excelente idea es aprovechar el papel para tomar riesgos. Puedes encontrar papel con patrones creativos, con diversas inspiraciones que se adaptan perfectamente a cualquier estilo decorativo. No solo encontrarás diseños básicos, sino que tienes la posibilidad de elegir entre cientos de patrones y texturas distintas, capaces de estimular la mente y los sentidos.

Como recomendación, es una buena idea elegir una sola pared para empapelar y así darle prioridad visual dentro del diseño. De esta forma lograrás un salón realmente imponente, con una pared que destaca y capta nuestra atención, sin robar por completo el protagonismo del espacio a las piezas de mueblería y el resto de los elementos decorativos.

¿Qué pared deberíamos empapelar?

Esta quizás sea una de las decisiones más difíciles a la hora de decorar un salón con papel pintado. Una idea práctica sería aprovechar la pared sobre la cual descansa el televisor, de este modo no tendrás que preocuparte demasiado por incluir cuadros ni otros elementos decorativos en la zona, ya que el papel se convierte en protagonista del espacio sin mayor esfuerzo.

La pared de medios duele ser una de las más difíciles de decorar, principalmente porque se trata de un espacio donde la mayoría de las personas concentra la vista y no queremos saturar la zona y crear un ambiente excesivamente abrumador. Al empapelar la pared del televisor con un patrón neutro, elegante y sutil, conseguimos realzar la zona y dotarla de buen gusto.

En caso de tratarse de un salón con dimensiones reducidas, la mejor alternativa será recurrir a un papel llamativo cuyo diseño permita ampliar el espacio visualmente. Aprovecha a combinarlo con colores neutros para transformar por completo el entorno, de una forma artística y llena de buen gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.