Un viaje romántico por Italia

Italia es, desde que el fenómeno del turismo a nivel mundial estalló hace unas décadas, el lugar por excelencia junto a París elegido por la mayoría de parejas como destino turístico. Pero, ¿Qué ciudades y lugares son los más espectaculares y favoritas por los viajeros del mundo?.

Estas son las ciudades favoritas donde disfrutar de tu romance:

Verona

La primera en la lista no podía ser otra que la ciudad de los enamorados por excelencia: Romeo y Julieta. Desde hacerse una foto en el balcón icónico de la casa de los Capuleto, a dar un paseo por el río Adige o frotar el pecho derecho de la estatua de Julier para tener suerte en el amor. Uno de los destinos más icónicos e indispensables en nuestro viaje.

Florencia

Qué podemos decir que no se haya contado ya de la magnificiencia y el esplendor de esta maravillosa ciudad. A cada paso que damos, el romance, el amor y el erotismo nos asalta. En cualquier momento, bien sea dando un paseo por los alrededores de la catedral (la portentosa Santa María dei Fiore), adentrándonos en la Galería Uffizi o alejándonos del centro disfrutando de las vistas desde el piazzale Michelangelo esta ciudad nos ofrecerá momentos inolvidables con nuestra pareja.

La isla de Capri

La isla más famosa de Italia gracias a las frecuentes visitas de los personajes más famosos del mundo: estrellas del cine, modelos y grandes empresarios luchan por protagonizar la fiesta más popular en sus lujosos yates. Nosotros, simples mortales podemos perdernos en sus mágicas playas y pueblos, disfrutar del anochecer y las intensas fragancias de las flores que inundan el aire.

Roma

Y llegamos finalmente a la majestuosa capital del Imperio. Escenario donde se han originado infinidad de romanes a lo largo de los siglos, cada lugar es propicio para conocer todos los secretos de Roma: largos paseos por las orillas del Tíber, lanzar una moneda a la Fontana de Trevi, comerse un helado sentados frente al Panteón o simplemente perderse por cualquier de sus barrios en caminatas interminables en las que algo nos sorprende a cada paso: un palacio, una iglesia o una humilde trattoria.

Estos son nuestros destinos preferidos, pero el país ofrece multitud de otras opciones: desde la decadente pero romántica Nápoles hasta los paseos en góndola por Venecia las opciones son infinitas para tener el mejor viaje en pareja.