Ventajas e inconvenientes de los ventiladores de techo frente al aire acondicionado

Desgranamos las principales virtudes y desventajas de los ventiladores de techo frente a los cada vez más extendidos aparatos de aire acondicionado. Sigue leyendo y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

Ventajas

Son más económicos

Ni que decir tiene que un ventilador de techo, per se, es más barato que un aire acondicionado, pues la tecnología que utiliza es, por decirlo de algún modo, más simple. Pero además, a ello hay que sumarle que los ventiladores de techo consumen menos energía que los aires acondicionados, lo que hace de los primeros una opción mucho más eficiente en lo que al ahorro a largo plazo se refiere.

De hecho, hay ventiladores de techo cuyo consumo oscila entre los 3 y los 30W/h dependiendo y en esta web puedes consultar información detallada sobre los mejores modelos de la actualidad, motivo por el que recomendamos visitarla e informarte mejor de este asunto en el caso de que busques una alternativa eficiente para hacer frente al calor veraniego.

Su instalación es muy fácil

Por otra parte, es de destacar que instalar un ventilador de techo es mucho más fácil que hacer lo propio con un aire acondicionado, tanto que incluso podemos ejecutarla por nosotros mismos en el caso de que seamos algo manitas.

Quedan bien en cualquier lugar

Además, los ventiladores de techo pueden ser utilizados con fines decorativos y el hecho de que estén ideados para colocarse en la parte superior de las habitaciones hace que sean muy eficientes, también, en lo relacionado con la optimización del espacio de nuestro hogar, algo nada desdeñable en el caso de que vivamos en una casa pequeña.

Pero no solo son estas las únicas ventajas que tiene este tipo de productos, por lo que si quieres informarte mejor acerca de ellos te recomendamos que visites Mister Hogar, una web de referencia en recomendaciones de ventiladores de techo.

Ventiladores de techo

Desventajas

Pueden ser peligrosos

En el caso de que nuestros techos sean bajos, la verdad es que los ventiladores de techo pueden llegar a ser un verdadero peligro para nuestros hijos, dado que es posible que si el aparato está a su alcance puede generarles la tentación de meter las manos en sus aspas y salir heridos del “experimento”.

Por supuesto, esta peligrosidad puede ser extensible también a ciertos animales domésticos, especialmente a los gatos, que tienden a saltar sobre cualquier cosa que se mueva y en el caso de que lo hagan sobre un ventilador de techo puede tener un resultado ciertamente trágico.

Así pues, no podemos recomendar otra cosa que no sea pensar dos veces adquirir un ventilador de techo si convivimos con niños o gatos y no podemos colocarlo a la suficiente altura para que les sea inaccesible.

No enfrían el aire

En otro orden de cosas, tenemos que tener en cuenta que los ventiladores de techo se limitan a hacer circular el aire de la habitación en la que estén instalados y no a enfriarlo.

En consecuencia, es posible que este tipo de aparatos no sea el más adecuado en el caso de que residamos en algún lugar en el que los veranos sean especialmente tórridos, como en el sur de España.

Poca iluminación

A pesar de que muchos ventiladores de techo estén dotados de lámparas, lo cierto es que no son tan efectivos para iluminar un espacio como lo son las lámparas comunes y en la mayoría de los casos obligan a sus poseedores a tener medios alternativos para paliar las deficiencias lumínicas que este tipo de aparatos suelen llevar aparejadas.

No obstante, esto no tiene por qué ser una desventaja en el caso de que lo que pretendamos sea generar un ambiente íntimo y dotado de una luz tenue, pero es algo que cualquier posible comprador debe tener en cuenta a la hora de decidir si lo que necesita es un ventilador de techo o, por el contrario, lo más adecuado para satisfacer sus necesidades cara al verano es un aparato de aire acondicionado.