New Balance Fresh Foam 1080 V10, el modelo de éxito de esta temporada

Las zapatillas running se actualizan rápidamente, con la entrada de nuevas tecnologías y el desarrollo de nuevos materiales. Es por eso que cada año vemos versiones mejoradas del calzado más especializado. Las zapatillas running New Balance se llevan un premio especial en este aspecto, ya que unas de sus zapatillas más emblemáticas han sido renovadas. No te puedes perder ni un solo detalle de todo lo que las New Balance Fresh Foam 1080 V10 tienen por ofrecer.

Renovación de las zapatillas running más famosas de la marca

Cuando hablamos del running y la marca New Balance, las palabras Fresh Foam son unas de las primeras que se vienen a nuestra mente. Las Fresh Foam son el gran emblema de la marca, un modelo que ha sido aclamado por corredores desde su primera versión. La temporada 2020 es la que tiene el honor de conocer la versión V10, el décimo aniversario de las zapatillas. Y como era de esperarse, llega con cambios para mejorar todas sus prestaciones.

Nueva amortiguación, la principal novedad

Desde luego que, uno de los cambios más sobresalientes tenía que ser en su amortiguación, la cualidad más importante para cualquier corredor. Las Fresh Foam ya era unas zapatillas reconocidas por la gran comodidad de su pisada, pero ahora es mucho más superior. La amortiguación Fresh Foam X se hace presente en este nuevo modelo, una espuma que ofrece una suavidad y retorno de energía superior al del modelo anterior. De hecho, a simple vista puede notarse la mayor cantidad de material, que hace ver a las zapatillas como más altas, sin embargo, conservan el mismo drop de 8mm de las V9.

El desarrollo del nuevo material Fresh Foam garantiza una mayor absorbencia de impactos, así como un mejor retorno de energía para una carrera más propulsada. Otro de los beneficios de esta nueva espuma es que es más ligera, creando una sensación de mayor agilidad. 

El upper se renueva con el nuevo Hypoknit

Los cambios también aparecen a nivel superficial, con un upper rediseñado. En realidad, el upper es muy parecido al anterior, ya que continúa proporcionan una excelente sensación de ajuste, estabilidad y transpirabilidad, pero ha sido refinado para maximizar sus prestaciones. Aparece el tejido de punto Hypoknit, el cual es más flexible, lo que permite a los pies moverse con mayor libertad, además, la sujeción de los pies se ve mejorada, sobre todo en la zona media. En cuanto a la transpirabilidad, continúan siendo unas zapatillas que permiten a los pies respirar para mantenerse frescos durante toda la carrera.

Una suela más flexible y con tracción mejorada

Para el corredor también es importante la tracción sobre el asfalto, pues es un grado más de seguridad al entrenar o competir. La suela de las Fresh Foam 1080 V10 tienen un patrón de dibujo que tiene como objetivo adherirse correctamente para evitar deslizamientos al correr. Pero es no es todo, también busca un alto grado de flexibilidad, el cual es mayor al de la versión anterior. Esta flexibilidad permite una transición mucho más suave, rápida y fluida. Y desde luego, está compuesta por un caucho de alta resistencia y con una larga durabilidad.

¿Cuál es el perfil de corredor adecuado para las nuevas Fresh Foam 1080 V10?

Las Fresh Foam son unas zapatillas para corredores de pisada neutra, como siempre lo han sido. Pero estas zapatillas también se enfocan en un sector de corredores muy específico, y nos referimos al peso. Al tener una amortiguación a tope y superior al de las V9, son perfectas también para corredores pesados, incluso por encima de los 80 kilogramos

Esa alta amortiguación también permite que las zapatillas sean excelentes para correr largas distancias. Sin ningún problema puede concluirse un maratón, siempre y cuando la pisada sea completamente neutra para evitar molestias en el apoyo.

En cuanto a los ritmos, la verdad es que no son unas zapatillas para correr a ritmos muy acelerados, pues no son unas voladoras. Las Fresh Foam son ideales para los ritmos suaves, sin embargo, pueden rendir muy bien si se llega por debajo de los 4:20 minutos por kilómetro, siempre y cuando no se extienda demasiado la distancia.