Usos y ventajas de las pinturas impermeabilizantes

Con la llegada del invierno, nuestra casa se somete a una humedad constante que puede llegar a perjudicar la infraestructura y acelerar el deterioro de la propiedad, especialmente en zonas como jardines, terrazas, cubiertas y tejados expuestos a la intemperie. Esto se puede evitar con facilidad gracias al uso de impermeabilización líquida.

Se trata de un tipo de pinturas impermeabilizantes que al adherirse a la superficie, se convierten en una membrana capaz de repeler la humedad. Estas pinturas se componen de resinas, poliuretano, siliconas y otros elementos con la capacidad de formar una barrera protectora que deja el agua fuera de la propiedad.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar pinturas impermeabilizantes?

La selección de la pintura adecuada dependerá de la zona a impermeabilizar. Los ingredientes y acabado de las pinturas destinadas a cubiertas son bastante diferentes a las pinturas que se utilizan para la impermeabilización de paredes. La marca Revetón es una de las más destacadas en este segmento, ofreciendo un sistema de pintado profesional de alta calidad.

En líneas generales, algunas de las ventajas de utilizar pinturas impermeabilizantes son las siguientes:

Facilidad de aplicación

Se aplican de la misma forma que una pintura normal, sin necesidad de utilizar herramientas especiales o procesos complejos. Un simple rodillo es suficiente para expandir la pintura sobre la superficie deseada, aunque también podemos utilizar brochas y pistola para lograr un acabado mucho más uniforme.

Alta durabilidad a lo largo del tiempo

Los componentes de esta clase de pinturas y el hecho de repeler la humedad garantizarían una durabilidad por encima de la media. Según las estimaciones, la pintura impermeabilizante puede durar en perfectas condiciones incluso hasta 12 años en terrazas y cubiertas expuestas al sol y la humedad invernal.

Elasticidad

También tienen la capacidad de adaptarse a diferentes tipos de superficies y condiciones climáticas. Esta elasticidad sirve para contrarrestar el efecto del calor y la humedad que dilata y contrae los materiales constantemente, generando grietas. Así, la pintura impermeable se convierte en una membrana elástica que impide que el agua penetre al interior de las paredes.

No se requieren reparaciones adicionales

Dejan de ser necesarias las obras previas, ya que su aplicación solo requiere una limpieza de la superficie para asegurar que la zona se encuentre libre de pinturas anteriores que obstaculicen la adherencia.

Tipos de pinturas impermeabilizantes

Se encuentran disponibles diferentes tipos de pinturas para usos específicos, entre ellas:

  • Pinturas acrílicas, de alta resistencia para su uso como aislante térmico en fachadas y zonas de fuerte tránsito como techos y azoteas.
  • Pinturas de poliuretano, para zonas de alto tránsito, ya que son resistentes a los roces.
  • Pinturas de caucho acrílico, cuya concentración de resina las convierte en muy duraderas, impermeables e ideales para un uso intensivo.
  • Pinturas de silicona líquida, especiales para zonas de poco tránsito como chimeneas y cualquier superficie que no recibirá pisadas. Son aptas para sellar pequeñas fisuras y grietas que puedan estar presentes en la superficie tratada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.