Cómo renovar tu piscina y la zona de piscina con pinturas de alta calidad y resistencia

La piscina es uno de los rincones preferidos de nuestra casa porque allí disfrutamos buenos momentos en familia. Si eres de los afortunados que tiene la posibilidad de tener una piscina en casa, te conviene renovar la zona de forma constante, lo cual puedes hacer de una forma sencilla gracias al uso de pinturas resistentes al agua.

¡No te preocupes! Si es la primera vez que realizas mantenimiento en el área de la piscina pero estás decidido a ponerte manos a la obra, entonces te daremos algunas indicaciones y consejos sobre cómo renovar tu piscina utilizando pinturas de alta calidad y con alto nivel de resistencia a la humedad.

En primer lugar, tendrás que elegir los materiales correctos para el proyecto de renovación. Para esto tendrás que considerar los siguientes aspectos:

Selecciona la pintura adecuada

Las piscinas y los espacios alrededor de ellas necesitan de una pintura con cualidades específicas. Por ejemplo, debería ser antideslizante, impermeable, resistente a las variaciones climáticas y además ser capaz de soportar la corrosión de los químicos para el mantenimiento del agua de la piscina.

El clorocaucho es una de las pinturas más comunes para piscinas y la marca Tollens dispone de esta clase de pintura, así como pinturas al agua especiales para paredes y suelos alrededor de la piscina y disolvente para facilitar la aplicación con rodillo.

Esta marca también tiene disponible esmalte al agua, de aspecto mate y con alta resistencia a manchas y golpes gracias a las resinas acrílicas que posee.

Elige las herramientas apropiadas

Para esta tarea vas a necesitar herramientas básicas como un rodillo, una lija, una brocha, disolvente y masilla para reparar cualquier grieta. Contar con los implementos de trabajo adecuados hará más sencillo el procedimiento.

Aplicación de la pintura

Antes de pintar una piscina de cemento es necesario mantenerla llena durante al menos dos meses. Esto se hace con el objetivo de eliminar el salitre que pueda contener. Lo siguiente será vaciarla y limpiarla en profundidad con una disolución de ácido clorhídrico, que conseguirá deshacer cualquier resto de cal, sal o pintura antigua, asegurando una mejor absorción de la nueva pintura.

Cuando la piscina ha recibido pintura anteriormente, es necesario limpiar toda la superficie con un desengrasante para eliminar cualquier rastro de moho. También es importante lijar la superficie para asegurar la máxima adherencia de la pintura.

Respetar el tiempo de secado

La pintura necesita al menos 5 horas de secado entre capa y capa, además de esperar al menos 15 días antes de llenarla. Respetar estos tiempos es fundamental para que la pintura no se desprenda al contacto con el agua.

Selección del color

Finalmente, tendrás que elegir la gama de colores adecuada. Por lo general, los colores clásicos para pintar piscinas son el blanco y el azul, pero con los cambios en las tendencias decorativas, es cada vez más frecuente el uso de colores como el rosa, verde e incluso negro, por lo que todo queda a tu gusto y creatividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.