Seditus Tos Infantil, una solución natural para la tos de los niños

Son muchas las ocasiones en las que los niños pueden enfermar de gripe o resfriado, pero ocurre con mayor frecuencia durante los cambios de estación. El cambio entre temperaturas cálidas y frío intenso es una de las causas más comunes del resfriado, siendo la tos uno de los principales problemas a los cuales los padres deben enfrentarse.

Con la tos viene el desvelo, ya que es en horas de la noche cuando el problema suele empeorar. Existen diferentes soluciones naturales para ayudar a que los niños controlen la tos y no tengan que pasar la noche en vela. Una de las soluciones más rápidas para aliviar la tos en niños, son los antitusígenos a base de ingredientes naturales, como los distribuidos por la marca Santé Verte.

En las siguientes líneas, te contamos algunas soluciones que te ayudarán a aliviar la tos de los niños de una forma natural.

En primer lugar, debemos identificar la causa y combatirla

Lo más probable es que la tos se produzca a causa de una infección respiratoria leve y que no requiera ninguna clase tratamiento farmacológico. Sin embargo, la tos suele ser molesta e impedir el descanso, por lo que es necesario consultar a un especialista en caso de que se prolongue a lo largo de varios días.

Tras la evaluación, el especialista determinará el tratamiento más adecuado, como el Seditus Tos Infantil, jarabe natural para la tos niños, elaborado a base de plantas como Marrubio, Miel, Drosera, Hedera Helix y Llantén, con la capacidad de expulsar la flema acumulada en las vías respiratorias, aliviando en poco tiempo la tos seca.

Otras recomendaciones caseras para tratar la tos seca:

  1. Ingerir abundante agua. El agua tiene la capacidad de hacer más fluidas las secreciones del niño, facilitando el proceso de eliminación.
  2. Cambia la posición al dormir. A la hora de ir a la cama, coloca las almohadas de tal manera que el niño duerma incorporado, en lugar de asumir una posición totalmente horizontal. Esto hará que la tos no empeore durante la noche e interrumpa las horas de sueño.
  3. Miel. En caso de que la tos sea muy frecuente, es buena idea ofrecer al niño una cucharadita de miel. Esta cubrirá la garganta y aliviará de inmediato las molestias que generan la tos.
  4. Mantén la humedad del ambiente. El uso de humidificadores es bastante recomendable en caso de presencia de tos seca. Si no cuentas con un humidificador, puedes colocar un recipiente con agua caliente dentro de la habitación, de preferencia cerca del radiador.
  5. Ventilar las habitaciones. Es necesario que las habitaciones de la casa se encuentren limpias y libres de polvo, por lo que es importante abrir las ventanas y permitir que el aire circule durante algunas horas cada día.
  6. No fumar dentro de casa. El humo del cigarrillo es sumamente irritante para las vías respiratorias, por lo que no debería permitirse que se fume dentro de la casa y mucho menos dentro de la habitación del pequeño.