Razones para usar un aceite corporal natural

Los aceites corporales se han convertido en uno de los formatos más cómodos para ofrecer hidratación a la piel de forma inmediata. Nuestra piel tiene requerimientos grasos específicos para poder cumplir su función protectora, por lo que el uso de un aceite corporal natural resulta beneficioso para conseguir una piel nutrida y más saludable con muy poco esfuerzo. 

A diferencia de las lociones corporales, los aceites ofrecen una hidratación profunda, siendo absorbidos por las capas más profundas de la piel, ayudando a que la misma pueda beneficiarse de los principios activos derivados de sus componentes. Esta clase de aceites puedes adquirirlos con facilidad y en diversas presentaciones por medio de un herbolario online madrid.

Desde la antigüedad se utilizan aceites esenciales en cosmética y para el cuidado de la salud. Algunos han destacado en la mente del consumidor, por ejemplo, son bastante conocidos los beneficios del aceite de coco y el aceite de oliva, pero además de estos, existe una lista enorme de aceites naturales que pueden ayudar a mantener la salud y belleza de nuestra piel.

Razones para utilizar aceite corporal natural

¿Por qué son tan populares? ¿Cuáles son los beneficios que ofrecen los aceites corporales? En la siguiente lista revelamos algunas de las razones por las cuales las personas deberíamos incluir aceites corporales en nuestra rutina de belleza diaria.

Poco tratamiento industrial

En comparación con otras cremas y lociones, los aceites naturales son extraídos a través de un proceso de destilación que garantiza el mantenimiento de las propiedades originales de la planta. Además, no requieren la adición de parabenos (presentes en el 80% de los productos cosméticos), derivados del petróleo ni otras sustancias que pudieran ser potencialmente perjudiciales para la salud de la piel.

Nutrición profunda

La hidratación resultante de la aplicación de aceites naturales tiene la capacidad de nutrir profundamente todas las capas de piel, previniendo la pérdida de humedad y garantizando el aporte de vitaminas y minerales capaces de ejercer una acción antioxidante que reduce el envejecimiento de la piel generada por la acción de los radicales libres.

Efecto instantáneo

El efecto de hidratación y nutrición es notorio a pocos minutos de haber aplicado el producto. Debido a su textura, los aceites naturales tienen la capacidad de fusionarse con la piel rápidamente y alcanzar las capas más profundas de la piel, generando un tacto suave al instante y que permanece horas después de su aplicación. 

Estimula los sentidos

No solo tienen la capacidad de nutrir profundamente la piel, sino que también ofrecen un estímulo importante para sentidos como el olfato, favoreciendo la relajación, la liberación de estrés y otras propiedades asociadas a la planta o fruto del cual se extraiga el aceite. Pueden utilizarse para masajes relajantes y en terapias aromáticas para favorecer el descanso físico y mental.

Lo más importante es prestar mucha atención al origen y a la calidad del producto, ya que de eso dependerá que la piel reciba verdaderamente los beneficios ofrecidos por los aceites corporales naturales.