¿Quieres un acuario? Mucho más que agua y peces

El mundo de la acuariofilia va mucho más allá que introducir peces en un acuario con agua. Para que los animales desarrollen un buen estado de salud tanto física como mental hay que incluir en el acuario una serie de extras para todo funcione de manera correcta.

En cualquier caso, antes de lanzarse a comprar en las tiendas de peces o animales es importante saber qué se necesita. Cada acuario tiene unas necesidades diferentes, si bien todos comparten algunas características. Dependiendo del tipo de peces que convivan, el tamaño del acuario, las plantas acuáticas o el fondo se necesitarán unos accesorios u otros.

El primer aspecto a controlar es el agua que necesitan los peces. No es lo mismo tener peces de agua dulce que de agua salada, como tampoco es lo mismo tener especies tropicales que peces de aguas más frías. Algunas especies necesitan plantas reales mientras que otros pueden desarrollar su actividad con plantas decorativas de plástico.

Es habitual que mucha gente, al introducirse en esta afición, decidan adquirir accesorios de todo tipo, cuando quizás su acuario no necesite tantos elementos. El exceso de estos accesorios acaba por reducir el espacio de los peces en el acuario y puede ser un gasto innecesario.

Filtros para renovar el ecosistema de los animales y plantas

Los filtros son un elemento imprescindible en cualquier acuario. Debe hacer al menos uno para que el agua vaya renovando sus condiciones. Los filtros se encargan de limpiar el agua de los residuos que se forman y que se quedan flotando.

Es fundamental que el agua de una pecera o un acuario se mantenga limpia para que los peces se mantengan en perfecto estado. Los filtros ayudan también a la filtración biológica, transformando los residuos en bacterias que benefician a animales y plantas.

Existen filtros que realizan filtración biológica, mecánica y química. Las tres son básicas para conservar el acuario en buen estado. En el mercado hay filtros que hacen estas tareas por separado o bien de manera conjunta. Los filtros por separado son más caros e implican un mayor mantenimiento, pero son los más adecuados si ya se domina el cuidado de peceras y acuarios.

¿Peces tropicales? Hazte con un buen termocalentador

Todos los acuarios necesitan simular las condiciones de vida de los peces en el exterior para que este dispositivo sirva como lugar de desarrollo de estas especies. Si los peces son de hábitats tropicales habrá que mantener el agua con una temperatura cálida.

Iluminación del acuario

Esto se consigue con los termocalentadores. Los más apropiados son los que regulan de manera automática la temperatura. A la hora de comprar uno de estos aparatos hay que tener en cuenta la cantidad de agua que tiene el acuario, para no quedarnos cortos.

La iluminación del acuario, mucho más que una cuestión estética

La iluminación se emplea por una cuestión de necesidad, no por un condicionante estético. No obstante, los acuarios con luz ofrecen un aspecto estético más logrado, con mayor belleza.

La cantidad de luz correcta o recomendables es dedicar 30 lúmenes por litro de agua. La iluminación puede llegar al acuario mediante tubos fluorescentes, tiras led, portalámparas. Otros factores importantes que guardan relación con la luz son el color y la intensidad.

Si hay plantas naturales, la iluminación debe ofrecer un tono natural. A mayor intensidad, más crecimiento de las plantas en caso de ser naturales.

Aireadores, otro elemento para ofrecer mejores condiciones de vida a los peces

Los aireadores son accesorios que se colocan en el acuario y aumentan el nivel de oxígeno del agua. Con ello aumentan la expectativa de vida de los peces y las plantas. Los seres vivos en el acuario necesitan un nivel de oxígeno disuelto suficiente para vivir.

Los cambios de agua, el filtrado y las plantas ayudan a reoxigenar el agua pero no es suficiente en ocasiones. Los aireadores funcionan tirando agua hacia el interior generando burbujas, movimientos de agua y pequeñas olas. Importante, cuando hay cambios de agua en la pecera es importante no cambiar todo el agua, sino un 40, 50 o 60%. Si se cambia por completo el agua hay que utilizar una red para peces y cambiarlos a otro acuario con condiciones óptimas de mantenimiento.

Como en el caso de la iluminación, aportan un aspecto muy decorativo y crean un ambiente agradable a la vista, aunque hay que calibrarlos bien para que el aire introducido en la piscina sea el correcto y no desequilibre el ecosistema.

Más allá de estos accesorios, en ocasiones los peces se mueren y no se sabe por qué. Por esto es necesario conocer las condiciones materiales del agua y revisar parámetros como el valor de pH, la dureza y el nivel de carbonatos, amonio y amoniacos, hierros y otros elementos. En cualquier tienda de articulos para peces  se pueden adquirir medidores que ayudan a conocer el valor de estos parámetros.

Los accesorios básicos son los comentados, pero existen otros elementos imprescindibles para que los peces se mantengan cómodos y tengan una vida plena, la comida.

Tener un acuario no es una broma, requiere unos cuidados que, aunque puedan ser automatizados, obliga a cumplir con ciertas obligaciones y asumir responsabilidades. Con este artículo solo mostramos los elementos indispensables para iniciarse en el mundo de la acuariofilia.