Qué lencería llevar según tu tipo de cuerpo

A la hora de elegir lencería de mujer, buscamos resaltar los mejores atributos de nuestra figura y disimular aquello que no nos gusta tanto. Para lograr esto, es importante conocer el tipo de cuerpo que se tiene, de modo que podamos elegir las piezas de lencería que resulten más favorecedoras y con la cuales nos sintamos cómodas a lo largo del día.

En la actualidad, el cuerpo femenino se clasifica en siete diferentes tipologías: Diamante, rectángulo, manzana, reloj de arena, pera, triángulo y triángulo invertido. La ropa y, por supuesto, la lencería, se diseña en función a las diferentes tipologías existentes, así como las variaciones de volumen y proporciones manejadas dentro de cada rango de tallas.

A todos los tipos de cuerpo se les puede sacar partido utilizando la lencería adecuada. Para esto, es preciso elegir prendas en la talla adecuada, comprobar que se ajustan bien a la figura, que sean fabricadas en tejidos confortables y que no cause molestias ni marcas durante su uso.

Podemos ofrecerte cinco de nuestras recomendaciones clásicas para la compra de lencería según tu tipo de cuerpo:

Potencia tus curvas

Si eres una mujer curvilínea, lo más conveniente será que optes por braguitas tipo Culotte. Técnicamente no es una braga, sino un intermedio entre la braga y el tanga, pero que sujeta y ayuda a mantener las curvas naturales evitando las incómodas marcas que suelen surgir con el uso de tangas que por lo general se incrustan en la cadera.

Trasero voluminoso

Cuando la curvatura de la espalda se arquea hacia dentro y los glúteos lucen respingones, las braguitas de cintura alta se ven bastante bien, consiguiendo potenciar la forma de los glúteos y resaltarlos aún más, centrando la atención sobre la cintura. La mejora de la figura será notoria tanto al utilizar faldas y vestidos como al usar pantalones.

Si tienes poco busto

Aunque muchas chicas prefieren unos senos voluminosos, la realidad es que la ventaja en cuanto a prendas de vestir la tienen aquellas con poco busto. La tendencia actual es a utilizar sujetadores con corte en triángulo, los cuales consiguen generar soporte y permiten lucir escotes profundos con mucha facilidad. Encontrarás muchos sujetadores de encaje con esta forma.

Para las chicas atléticas

Si practicas deporte o tu genética te ha proporcionado unos hombros definidos y espalda ancha, clásico de una figura de triángulo invertido, tu gran aliado será el sostén con escote halter, con dos tirantes invertidos. Esta clase de sujetadores ofrece comodidad y sensación de libertad, además de la sensación visual de afinar la cintura, acercándola más a la tipología de reloj de arena.

Pechos grandes

El pecho grande es uno de los grandes mitos de la sensualidad femenina y, si lo posees, debes cuidarlo y resaltarlo de la forma correcta. Lo mejor será utilizar un sujetador de aros y encontrar la copa adecuada, que se ajuste a la perfección a las dimensiones del busto, sin que sobre o falte espacio, ya que de esto dependerá que la ropa luzca como debe ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.