Las propiedades medicinales del aceite de CBD

El cannabidiol o CBD es un componente del cannabis con propiedades medicinales y exento de THC. Esto significa que su consumo no produce efectos psicoactivos, pero que sí conserva propiedades beneficiosas para la salud. A diferencia del aceite de cáñamo, que es más usado como complemento nutricional, el CBD destaca porque sus efectos son particularmente ventajosos para ayudar en el tratamiento afecciones graves.

De hecho, gracias a sus efectos medicinales, el Comité Experto en Drogodependencia de la Organización Mundial de la Salud dictaminó en 2017 que el aceite de CBD no es una droga, no crea ninguna dependencia, no es dañino para la salud y sí tiene potencial como sustancia medicinal para tratar los efectos de 17 enfermedades, entre ellas: Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, ansiedad, psicosis, depresión, náusea, cáncer, diabetes, infecciones, artritis reumatoide o enfermedades cardiovasculares.

El consumo de este tipo de aceite extraído del cannabis es totalmente legal en España. Su comercialización no requiere de receta médica y sus efectos, que en ningún caso pueden sustituir a la medicación diagnosticada, sí pueden resultar un complemento paliativo sin efectos secundarios como la pérdida de lívido, insomnio, jaquecas o agitación.

La OMS también concluyó que el aceite de CBD no provoca ningún efecto dañino por consumo abusivo, y puede usarse por atletas y deportistas profesionales sin ningún riesgo para su salud o controles rutinarios.

Además, este producto está indicado tanto para mayores como para menores de edad. No obstante, su uso prolongado en niños puede interferir en el correcto desarrollo cerebral de los pequeños, por eso, su uso en edades demasiado tempranas está desaconsejado. 

En cuanto a su compra. Los usuarios prefieren la opción online a través de Ecommerce. En este sentido, la tienda online CBD Plus es una de las que más tiempo lleva trabajando este artículo y de las pocas que garantiza una compra verdaderamente segura y legal. El cannabiliol (CBD) no precisa receta médica, pero sus efectos dependerán del peso corporal y metabolismo de su usuario; por lo que conviene preguntar a un médico o seguir las recomendaciones específicas del fabricante antes de comenzar a tomarlo.

La ingesta recomendada es de 2 o 3 gotas (si es la primera vez), al menos tres veces al día (según las necesidades). En adelante, puede incrementarse la dosis a 3 o 4. Para que los efectos del aceite sean más pronunciados, también se recomienda aplicar las dosis debajo de la lengua. De este modo, el cannabiliol evita procesarse desde el aparato digestivo y pasa a la sangre directamente a través de los capilares de la boca. Una vez ingerido, sus efectos empiezan a notarse unos 40 o 60 minutos después de la primera toma y se prolongan durante las siguientes 4 o 5 horas.

En conclusión, el aceite CBD es un complemento alimenticio que no produce ninguna adicción, perfectamente tolerable por niños y adultos y cuyos beneficios a corto, medio y largo plazo para la salud son la prueba real de que los productos naturales ayudan efectivamente a la salud y evitan el consumo desproporcionado de analgésicos industriales.