Las piscinas deberían ser accesibles e inclusivas

Aunque las piscinas son un entretenimiento masivo clásico de la temporada de verano, la realidad es que no son adecuadas para todas las personas. Existe un segmento de la población con movilidad reducida que tiene serias dificultades para disfrutar de esta fuente de ocio, lo cual se debe a la falta de elementos ergonómicos y de un diseño más inclusivo.

No obstante, la buena noticia es que existen soluciones adecuadas para solventar este inconveniente. Se trata de los elevadores hidráulicos ofrecidos por empresas especializadas como Access by Blautec, encargadas de asegurar que las piscinas sean espacios seguros y adaptados a todas las personas según sus diferentes circunstancias.

¿Qué es una piscina inclusiva y/o accesible?

A grandes rasgos, una piscina accesible se define como una piscina que ha conseguido ser adaptada para que cualquier persona tenga la posibilidad de disfrutar de ella con seguridad, incluso cuando se tienen barreras de movilidad o limitaciones físicas. Para esto, las piscinas y su entorno deberían estar dotados de características accesibles, tanto en el parking como en el aseo, los vestuarios y también en el ingreso al agua.

Existen leyes que establecen esta necesidad. En España, el Real Decreto Legislativo 1/2013 del 29 de noviembre, de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de inclusión social, ha establecido la obligatoriedad de cumplir con el precepto anterior. Lamentablemente, la realidad es que no todas las piscinas españolas consiguen cumplir con esta ley.

La mayor parte de las piscinas tendrán escalones seguros con pasamanos para garantizar la movilidad de niños y ancianos, pero este ingreso al agua no es adecuado para personas con movilidad reducida, que tienen exactamente el mismo derecho de disfrutar el espacio público y recibir los beneficios de relajarse en el agua.

¿Cuáles son las soluciones que deberían adoptar las piscinas para ser accesibles?

Algunas de las soluciones más adecuadas para garantizar la inclusión y accesibilidad son las siguientes:

  • Instalación de elevadores hidráulicos de piscina. Los elevadores de piscina ofrecidos por Access by Blautec permiten el acceso seguro al agua de la piscina de una manera autónoma y 100% independiente. Estos pueden fabricarse bajo diferentes indicaciones y adaptarse a cualquier tipo de piscina con muy poco esfuerzo, ya que existe una amplia gama de modelos disponibles.
  • Transporte accesible. Todo el transporte desde la vía pública hacia el área de las piscinas debe poder realizarse de manera sencilla.
  • El fondo de la piscina debe ser suave. No deben existir cantos, demarcaciones ni rugosidades extremas.
  • Poseer rampas de entrada y salida, comprobando que la pendiente sea la adecuada y la superficie tenga el nivel de adherencia correcto para un tránsito seguro.
  • La organización debe ofrecer sillas con ruedas especiales, ideales para circular en ambientes húmedos sin que se genere ningún accidente.
  • En piscinas con medidas superiores a los 50 m es necesaria la presencia de dos accesos con rutas accesibles.
  • Todas las instalaciones sanitarias deben adaptarse a los criterios de accesibilidad, así como las áreas de vestuarios, salida, tiendas, bar y cualquier otro servicio ofrecido.

Conclusión

Podemos decir que, por fortuna, existen soluciones apropiadas para que las piscinas sean completamente accesibles para cualquier usuario. No obstante, todavía queda bastante para adecuarlas todas y que sean accesibles para todas las personas.