Nutrición deportiva para CrossFit

La alimentación adecuada es fundamental para el mantenimiento de la vida humana, pero es un tema mucho más delicado para los deportistas, quienes tienen necesidades especiales y requerimientos nutricionales específicos según el tipo de actividad que desempeñan. El rendimiento deportivo de un atleta del CrossFit depende, en gran medida, de la alimentación.

¿Qué deberíamos comer? ¿En qué cantidad? ¿Qué alimentos deberíamos evitar? Son muchas las dudas que surgen con respecto a la nutrición deportiva, por lo que hemos decidido presentarte una guía rápida que te ayudará a entender las razones por las cuales es importante llevar una alimentación adecuada cuando entrenamos y conseguir un avance más rápido hacia nuestros objetivos.

El CrossFit es un deporte de alta intensidad 

Resulta importante considerar que el CrossFit es un deporte de alta intensidad (HIT) en el cual se combinan diferentes niveles de esfuerzo físico, desde movimientos y ejercicios que utilizan el peso del propio cuerpo, hasta levantamiento de peso adicional, correr, remos y mucho más. Entonces, nos encontramos frente a una actividad física exigente que requiere una alimentación específica.

En primer lugar, los atletas de esta disciplina necesitan una dieta específica para el consumo de proteínas y carbohidratos. De estas fuentes nutricionales el organismo conseguirá la energía suficiente para cada actividad y el material con el cual reparar la musculatura tras los entrenamientos. Adicionalmente, la dieta debe garantizar el flujo de macronutrientes.

CrossFit

Los macronutrientes son aquellos nutrientes que tienen la capacidad de suministrar energía metabólica al cuerpo humano. Las proteínas son parte de esta lista, pero además encontramos los glúcidos y los lípidos, sales minerales y vitaminas. Una dieta equilibrada y consumir abundante agua es suficiente para que el organismo reciba todos los nutrientes necesarios.

Nutrición adecuada para Crossfitters

Todo lo anterior nos servirá de base para la confección de una dieta equilibrada y rica en los elementos clave que hemos mencionado, las proteínas y los carbohidratos, especialmente los complejos que se encuentran presentes en verduras y cereales integrales. Una dieta adecuada evitará que el organismo atraviese por etapas en las que se produzca un déficit de vitaminas.

Podemos encontrar diferentes patrones alimenticios ideales para quienes practican deportes intensos. Sin embargo, la recomendación general es dar preferencia a los alimentos frescos, los productos de temporada y con poco o ninguna clase de procesamiento. Además, es importante evitar el consumo de frituras y alimentos ricos en grasas saturadas capaces de perjudicar la salud de nuestras arterias.

Quienes practican CrossFit deberían considerar la incorporación de un 30% de proteínas a su dieta. Estas pueden provenir de diferentes fuentes, como granos, carnes rojas, pescado, aves, huevos, lácteos y mariscos. Estos alimentos serán clave para la recuperación de las fibras musculares después de cada entrenamiento.

Finalmente, encontramos a los carbohidratos. Estos se encargan de proveer al organismo de la energía necesaria para enfrentarse a la actividad física. Aunque asociamos a los carbohidratos con el sobrepeso, la realidad es que existen hidratos de carbono con bajo índice glucémico y alto valor energético por lo que no terminan convirtiéndose en grasa, sino transformándose en energía.