Isotónicos naturales: un aliado en la hidratación del ciclista

La hidratación deportiva es fundamental para el buen rendimiento de los atletas, en especial para los ciclistas, quienes sufren un desgaste mineral y energético acelerado durante los entrenamientos y las competiciones.

Para ellos, las bebidas isotónicas se convierten en la mejor alternativa a la hora de hidratar el cuerpo, recuperar los electrolitos perdidos en el sudor y mantener los niveles óptimos de azúcares, lo cual es necesario para un flujo adecuado de energía.

Existen recetas caseras de bebidas isotónicas, y también versiones comerciales más recomendadas como la marca RAW, especialmente diseñada para atender la exigencia física que provoca la práctica del ciclismo.

¿Qué son las bebidas isotónicas y para qué sirven?

El agua es fundamental para mantener la hidratación del ser humano, pero en ocasiones de gran desgaste como durante la práctica de algún deporte, el elemento vital se convierte en insuficiente debido a que no repone los minerales esenciales que se pierden en la sudoración.

La ingesta de un isotónico para ciclistas se convierte en la mejor alternativa en estos casos por diferentes razones. Principalmente, porque además de agua, en su composición podemos encontrar hidratos de carbono (simples y complejos) y sales minerales que reponen los electrolitos perdidos.

Estas bebidas tienen un doble propósito: hidratar y reponer energías de manera inmediata, lo cual no se consigue solo con la ingesta de agua. Están pensadas con el objetivo de evitar la deshidratación, que puede afectar gravemente el funcionamiento de los órganos vitales.

Por esta razón, además de ser utilizadas durante la práctica de ciclismo y otras disciplinas deportivas, también se recomiendan cuando se sufre de vómitos y diarreas prolongadas que suponen la pérdida de agua y energía que es necesaria para el mantenimiento de las funciones del organismo.

Isotónico RAW

¿Es realmente considerable consumirlas?

Cuando se practica un ejercicio físico altamente demandante como el ciclismo, es necesario el consumo de una bebida isotónica rehidratante de componentes 100% orgánicos, libre de colorantes artificiales y otros aditivos que puedan perjudicar la salud.

Esta clase de bebida es adecuada cuando los entrenamientos o las competiciones duran más de una hora, sea de intensidad baja o moderada. En el caso de que las condiciones climáticas sean extremadamente calurosas, es mucho más aconsejable ya que la pérdida de electrolitos se acelera.

Cuando se practican deportes demandantes y de alto rendimiento, el cuerpo suele perder sales a través de los poros de la piel en forma de sudor, también a través de la orina. Reponer estas sales y conseguir un buen balance de minerales es fundamental para que los niveles de energía se mantengan y se frene el desgaste característico de las exigencias atléticas, de modo que se pueda seguir un ritmo adecuado.

Los ciclistas son quienes mayor necesidad de bebidas isotónicas tienen, dado que tanto las competiciones como los entrenamientos suelen ser extensos y durar incluso más de una hora sin descanso.

Tu cuerpo sabrá agradecer que los elementos fundamentales para su correcto funcionamiento sean restablecidos a medida que se van gastando.