4 ventajas del renting para la expansión de tu empresa

Como empresarios, es necesario tener una visión estratégica de negocio y aprovechar todas las oportunidades de crecimiento que aparezcan. La expansión se hace necesaria en algún momento. Para hacer que una empresa crezca de forma exitosa, tienes que tener muy claros tus objetivos para saber hacia dónde ir y que acciones tomar. Además, te hará falta tener capital para invertir en el crecimiento de tu negocio. Sin embargo, no todas las empresas están preparadas económicamente para hacer frente a gastos elevados. Y a esto se le suma la dificultad de algunos negocios de acceder a préstamos y financiaciones.

Hoy vamos a hablar sobre una alternativa a la financiación: el renting para vehículos industriales. Se trata de una opción muy buena para empresas que están en proceso de crecimiento, así como para autónomos y pymes. La finalidad del renting es hacer que tanto particulares como empresarios accedan a un bien sin tener que comprarlo. Con el renting conseguirás renovar y aumentar la flota de maquinarias de tu empresa. Gracias a la facilidad que otorga a empresarios de acceder a vehículos nuevos, permite mejorar la eficacia de las empresas y disminuir el impacto medioambiental que tienen.

¿Qué es el renting?

El renting consiste en arrendar un bien, ya sea una maquinaria, un vehículo o dispositivos tecnológicos, durante un período determinado de tiempo. En otras palabras, funciona como un contrato de alquiler en el que la empresa dueña de ese activo te concede el derecho a utilizarlo durante todo el tiempo que dure el contrato a cambio del pago fijo de una cuota mensual. En un renting, no dispones de la opción de compra final, aunque puedes renovar el contrato o solicitar el renting de otro activo al finalizar el período de uso. 

Ventajas del renting

Ventajas del renting

No hace falta tener capital

En un contrato de renting, no pagas la cantidad total de producto, sino que pagas todos los meses una cuota para poder usarlo. El precio que ofrece el renting suele ser muy competitivo. 

Gasto fijo

Se trata de una cuota fija que pagarás todos los meses que dure el contrato. No tendrás que hacer frente a imprevistos y no se verá afectada por la inflación o por cambios en el tipo de interés.

Renovación de maquinaria

Muchas empresas no disponen del capital necesario para acompañar los avances del mercado y renovar con frecuencia la maquinaria. El renting ayuda a combatir la obsolescencia, porque cuando acaba el contrato podrás devolver la maquinaria y solicitar el renting de otra.

No tendrás que preocuparte por el mantenimiento

Los gastos de mantenimiento, seguro y posibles averías de la maquinaria son responsabilidad de la empresa que concede el arrendamiento. No tendrás que preocuparte por gastos adicionales, solo por la cuota mensual.

Beneficios fiscales

El renting es una operación que se puede deducir fiscalmente, pues se contempla como un gasto. Además, las operaciones se realizan fuera de balance. No aparecen como deudas y tampoco constan en el CIRBE del Banco de España.