La industria del entretenimiento como opción para invertir

El entretenimiento como industria e inversión destaca por su impacto para transformar los hábitos de consumo, y un gran dinamismo que impulsa el crecimiento de aquellas empresas que logran ganarse la lealtad del público.

Para los inversionistas Millenials y los Gen Z, este ha sido un sector sumamente atractivo, por lo que es necesario saber identificar cuales factores son los que ejercen mayor peso para que la opción que elijamos sea la acertada.

Volumen de subscriptores

Los subscriptores son el primer indicador a observar para conocer cuan saludable es una plataforma de entretenimiento pues de ellos dependen los ingresos de la misma.

El mayor ejemplo en todos es Netflix quien durante 10 años sostuvo un crecimiento ininterrumpido que le permitió alcanzar los 220 millones de usuarios, posicionándola, como la líder indiscutida del streaming. Sin embargo, la aparición de nuevos competidores de peso como HBO, Amazon y Disney+, la salida de sus servicios de mercados conflictivos y especialmente el intercambio de contraseñas entre usuario, les hicieron perder 200.000 suscriptores en el primer trimestre de 2022.

Aunque el anuncio desplomó 35 % el valor de acciones de Netflix, la tecnológica planea revertir la situación con medidas como la inclusión de publicidad, control de las contraseñas y una mayor oferta de contenidos exclusivos para recuperar su liderazgo.

Entretenimiento online

Diversidad de contenidos exclusivos

En relación con el punto anterior, la calidad, variedad y exclusividad de los contenidos es la que a largo plazo determinará la preferencia de los usuarios para quedarse o migrar a otra plataforma. Ejemplo de ello es Disney+ quien tras una serie de adquisiciones clave se ha hecho con uno de los catálogos más cotizados con franquicias como Marvel, Lucas Films, ESPN y National Geographic, posicionándola por delante de sus competidores.

En la industria de los videojuegos, este modelo de adquisiciones también está cobrando mayor fuerza, como fue la historica adquisición de Activision-Blizzard por parte de Microsoft, con lo que pone bajo su control todo sus estudios y títulos en una operación valorada en más de 60.000 millones de dólares. Otra que se suma a esta carrera es la nipona Sony tras anunciar que dispone de 10.000 millones para continuar con nuevas adquisiciones y nutrir el catálogo de PlayStation.

Capacidad de adaptación

El valor de una compañía tampoco se limita a lo que puedan ofrecer sus productos sino también por cuan rápido pueden gestionar los cambios en las preferencias del mercado.

En ese sentido AMC la cadena de cines más grande del planeta, destaca por haber conseguido aprovechar el fenómeno de las memestocks de Reddit en 2021. Así es como logró conseguir 917 millones de dólares de nueva financiación tras incrementar el valor de su ticker AMC 300 % en la Bolsa de Nueva York, y convertirse en una acción cotizable para quienes operan con su volatilidad mediante instrumentos CFD o contratos por diferencia.

Aunque la operación dejó el 80 % de su propiedad en manos de accionistas particulares, el capital recaudado le permitirá implantar medidas como la inclusión de eventos deportivos, conciertos, así como el uso de criptomonedas como medio de pago, logrando diversificar sus actividades y afrontar mejor el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.