¿Te tienes que poner un implante dental? Lo que debes saber

¿Necesitas un implante dental? Cuando se pierde una pieza dentaria, la principal recomendación del odontólogo será la colocación de un implante dental que sustituya la pieza que falta y garantice la función masticatoria y la belleza de la sonrisa. Se trata de una intervención quirúrgica menor que ofrece grandes beneficios para el paciente.

Cuando decides colocarte un implante dental, es importante considerar varios detalles. El primero de ellos es la calidad de la clínica dental y el equipo profesional responsable del procedimiento, el coste de la intervención y los riesgos asociados. También es buena idea consultar con el médico tratante si existen otras opciones de tratamiento antes de colocar un diente artificial.

¿Qué es un implante dental?

Se trata de un tornillo de titanio que se integra al hueso maxilar debajo de la encía por medio de una cirugía menor. Este tornillo se convierte en un sustituto de la raíz del diente y permite que el odontólogo modele una nueva corona que reemplaza la pieza dental faltante, devolviendo al paciente la capacidad de masticar normalmente y permitiendo que recupere su sonrisa.

Los implantes dentales en Madrid son uno de los procedimientos más comunes y con altas probabilidades de éxito. Sin embargo, es deber del paciente informarse de todos los detalles relacionados con la cirugía, desde los pasos involucrados en el procedimiento hasta los cuidados posteriores que son requeridos para que el resultado se mantenga con el paso del tiempo.

Antes de colocar el implante

El tratamiento de implantología se divide en distintas etapas. En principio, el especialista tiene la tarea de realizar un análisis completo de la situación y decidir la posición e inclinación en la cual colocar el  implante, así como la longitud y forma idónea de la pieza para garantizar un resultado óptimo.

Posteriormente, iniciará la preparación para la cirugía. Será necesario realizar algunas exploraciones, en las cuales se verificará que el paciente es buen candidato para recibir un implante, tomando en cuenta el estado del hueso maxilar, la salud de las encías y otros detalles de importancia. En caso de no pasar estas pruebas, tendrá que descartarse esta solución.

Colocación del implante

Si todo ha marchado bien, se puede programar la cirugía. Esta se realiza bajo sedación asistida y el especialista realizará una incisión en la encía, abriendo espacio en el hueso maxilar para colocar la base del pilar. Después de esto se sutura y habrá que esperar una correcta osteointegración, que de ser exitosa podrá recibir el tornillo que servirá de base para la corona.

Finalmente, es posible colocar la corona y dar por terminado el procedimiento.

¿Cuáles son los cuidados posteriores?

Al tratarse de una intervención quirúrgica, es recomendable que se siga durante un tiempo una dieta consistente en alimentos blandos. Así mismo, la higiene de los implantes es fundamental, siendo necesario limpiarlos a diario de la misma forma en que se cuida el resto de la dentadura. Una buena técnica de cepillado para evitar la acumulación de placa bacteriana suele ser suficiente.