¿Problemas para perder peso? La genética puede ser la culpable

Todo el mundo está ansioso por perder el peso extra que ha ganado durante las vacaciones. De ahí que sea habitual ver a personas que se apresuran a apuntarse a clases en el gimnasio y a planes de dieta. La triste realidad es que la mayoría de estas personas están destinadas a recuperar el peso que han perdido: todos los esfuerzos, al final, se sienten desperdiciados.

Esto suele deberse a que los planes de dieta que eligieron no son adecuados para su cuerpo.

Cada persona tiene necesidades biológicas diferentes; por lo tanto, es lógico entender que no hay una solución única para los problemas de control de peso.

La genética del control de peso

Lo creas o no, la genética desempeña un papel muy importante cuando se trata de controlar y perder peso. Por supuesto, también hay que tener en cuenta el tipo de estilo de vida que llevas. Por ejemplo, si tu dieta no es sana o equilibrada, si no bebes suficiente agua o si te faltan horas de sueño, sin duda estas cosas tendrán un impacto en tu peso.

Sin embargo, hay quienes, a pesar de tener hábitos saludables, no consiguen mantener el peso. Si eres uno de los que tienen problemas para perder peso, podría deberse a tu composición genética.

Es imposible señalar un único gen específico que provoque el aumento de peso. En cambio, hay cientos de genes que están asociados a factores que influyen en el aumento de peso, como la saciedad, el apetito, la absorción de nutrientes y la capacidad de quemar calorías. Algunos de estos genes son el gen FTO, el Ankyrin-B y el IRX3.

Aquí hay más señales de que tu problema de peso podría ser genético:

  • Has tenido sobrepeso durante la mayor parte de tu vida.
  • La dieta y el ejercicio constantes apenas te dan resultado.
  • Te cuesta mantener el peso que ya has perdido.
  • Tienes un padre o un pariente consanguíneo que también tiene sobrepeso.

Si crees que presentas uno o más de estos signos, podrías tener genes que te dificultan perder peso. Afortunadamente, estar genéticamente predispuesto a ganar peso no significa que no puedas hacer nada al respecto.

Abordar el problema genéticamente

No estás solo con tu problema, por lo que EasyDNA ofrece una Prueba de ADN para una Dieta y Peso Saludable para abordar el problema del peso a nivel genético – una prueba de ADN diseñada para ayudarte a comprender plenamente por qué no puedes perder esos kilos de más.

La prueba de ADN analiza tu composición genética, en particular los marcadores implicados en el peso, así como tu ingesta de alimentos y cómo tu cuerpo reacciona a ella. La prueba revelará información sobre los siguientes aspectos:

  • Tu capacidad para perder peso
  • Cómo utiliza tu cuerpo los carbohidratos, las proteínas y las grasas
  • Tu capacidad para absorber vitaminas y nutrientes
  • Cómo responde tu cuerpo al ejercicio (entrenamiento cardiovascular y de fuerza)

Cuando obtengas los resultados de tu prueba, que estarán disponibles en 30-45 días después de la recepción de tus muestras de ADN, también recibirás recomendaciones personales para ayudarte a perder peso y mantenerlo de forma efectiva. ¡A través de la Prueba de ADN para una Dieta y Peso Saludable de EasyDNA, también recibirás un plan de comidas detallado y un plan de ejercicios para ayudarte a tener un mejor control de tu salud y bienestar general!