El futuro de la aviación empieza ya

Cuando hablamos del futuro de los viajes, vemos muchas proyecciones de cómo serán los viajes del futuro que nos remiten a unas imágenes más propias de una película de ciencia ficción que a una realidad palpable: viajar en el tiempo, desplazarse de un punto a otro en unos segundos, viajes de pasajeros al espacio… son sólo algunos ejemplos.

Sin embargo, el futuro inmediato de los transportes es mucho más sencillo de imaginar. En realidad, esa proyección trabaja sobre un eje principal que ya tenemos en las manos, que no es otro que el Smartphone.

Actualmente, aerolíneas y aeropuertos de todo el mundo están centrando sus esfuerzos en simplificar documentación y procesos a través del uso del Smartphone. Volar sin necesidad de llevar el pasaporte o el pasaje encima, no esperar para facturar el equipaje e incluso saber que es imposible que se pierda, no tener que ir con antelación al aeropuerto… y muchas más son las mejoras en las que se está trabajando.

Sabemos que ya hay algunas cosas que pueden hacerse de manera online a través del Smartphone, pero actualmente se trabaja en la integración de todos los procesos de manera que la gestión aeroportuaria sea mucho más ágil y en ello se está invirtiendo, dado que se detecta un cambio en el comportamiento de los viajeros: en los próximos cinco años el número de viajeros nativos digitales constituirá dos terceras partes del total. Nativos digitales acostumbrados a la agilidad del medio para sus compras, sin necesidad de personas que medien en estos procesos y que entienden que la tecnología ayuda a simplificar y hacer muchísimos más ágiles algunos procesos en los aeropuertos.

La aviación protagonista en la tecnología

La aviación va a ser protagonista de muchas noticias sobre tecnología actual de manera muy inminente.

En la cumbre anual del transporte aéreo del SITA, celebrada recientemente en Lisboa se presentaron todas estas proyecciones, a partir de datos actuales sobre check in online o sobre la instalación de egates (puertas automáticas capaces de verificar la documentación de los viajeros y su identidad).

A partir de toda esta información se estima que, en los próximos 5 años todo cambiará, desde la compra del pasaje hasta la gestión del equipaje, pasando, como hemos dicho, por el control de pasaportes, gracias a que el reconocimiento facial se extenderá mayoritariamente a todos los aeropuertos mundiales. Desde www.merca2.es estaremos atentos a todas las novedades inminentes que se proyectan en este sector.