Fisioterapia del suelo pélvico: todo lo que debes saber

Cada día se oye a más personas hablar sobre el suelo pélvico, pero en líneas generales todavía seguimos sin adquirir la conciencia necesaria sobre el tema del cuidado y fortalecimiento de esta área tan importante para la salud femenina, siendo común que la mayoría de las mujeres omita asistir a un especialista incluso cuando presenta señales de daño en el suelo pélvico.

En este artículo analizaremos la importancia de la fisioterapia del suelo pélvico y todas las patologías que esta aborda. Gracias a la colaboración con del centro de fisioterapia Sevilla conoceremos algunas pautas que es necesario seguir para garantizar el buen estado y funcionamiento de los órganos pélvicos, los músculos y los ligamentos de la zona perianal.

¿Qué es el sueño pélvico?

Se trata de la estructura muscular y los tejidos conjuntivos que mantienen cerrada la pelvis en su parte inferior, abarcando desde el pubis al coxis. Este conjunto de músculos y ligamentos trabajan como sostén de los órganos del aparato urinario, como la uretra y la vejiga, además del útero en las mujeres y la próstata en los hombres.

Esta zona tiene gran importancia en algunas funciones, por ejemplo: mejora la continencia de los esfínteres urinarios y fecales, aumenta la calidad de las relaciones sexuales, facilita el parto y la recuperación después del embarazo, etc. Lo interesante del tema es que muy pocas personas tienen conocimiento sobre la fisioterapia pélvica y su importancia para nuestra salud.

Fisioterapia pélvica

¿Qué es y cómo puede ayudarnos la fisioterapia pélvica?

La fisioterapia pélvica es una disciplina que se dedica a la rehabilitación y reeducación de los músculos de la zona pélvica desde un punto de vista uroginecológico. Es decir, se trata de una rama de la fisioterapia encargada de evaluar y tratar las disfunciones del suelo pélvico, tanto para las mujeres como para los hombres.

En el caso de las mujeres, la fisioterapia pélvica es especialmente útil antes y después del parto, durante la menopausia o cuando estas presentan problemas sexuales de incontinencia urinaria; también es útil y necesaria para los hombres que han sido sometidos a una cirugía de próstata o para aquellos que han sufrido lesiones a causa de deportes de alto impacto.

Algunas de las disfunciones en las que la fisioterapia del suelo pélvico puede ser de gran ayuda son las siguientes:

  • Incontinencia urinaria y fecal
  • Polaquiuria (exceso en la frecuencia de micciones nocturnas)
  • Descenso de órganos (prolapso)
  • Dolores perianales
  • Estreñimiento
  • A lo largo del embarazo y la recuperación posparto
  • Presencia de disfunciones de tipo sexual tanto en hombres como en mujeres

En cualquier caso, el paciente que acude a un especialista en busca de tratamientos de fisioterapia pelviperineal, tendrá que atravesar algunas etapas: valoración médica a través de una exploración física, donde además se analizará la salud general del paciente, la dinámica vesical, su historia ginecológica y la calidad de sus relaciones sexuales en caso de haberlas.

Con los datos recogidos, el especialista podrá desarrollar el conjunto de tratamientos y ejercicios con los cuales intentar corregir los problemas encontrados en el paciente.