Cómo hacer un Dossier de Empresa para tu Negocio

La vuelta de las vacaciones es la época perfecta para revisar el modelo de negocio y buscar ideas nuevas para mejorar su posicionamiento en el mercado. Una vez que se definan los nuevos objetivos, es importante rediseñar la estrategia de marketing digital, así como crear un dossier de empresa, una base que es fundamental para mostrar los productos y/o servicios a clientes y/o proveedores

¿Qué es un dossier de empresa?

La palabra dossier generalmente se usa para referirse a un informe o a un expediente. En cambio, si se usa acompañados de empresa, es decir, dossier de empresa, se usa para algo mucho más preciso. En este caso, se trata de un informe donde se recoge la información más relevante de la compañía.

Hay dossiers de empresa básicos y otros más completos, todo dependerá del destinatario al que vaya dirigido. Lo ideal es contar con varios para cada ocasión, ya sea que vaya dirigido a empleados, prensa, proveedores, clientes…, reforzando lo que más interesa según cada receptor. Aún así, aquellos que no están familiarizados con este tipo de documentos, pueden empezar por uno multiusos y seguir la estructura que se va a presentar a lo largo de este artículo.

Antes de continuar, es importante elegir alguna plantilla y presentaciones en power point, que se pueden descargar aqui. A través de este enlace, los interesados pueden acceder a decenas de plantillas y presentaciones power point que se amoldaran al dossier más apto para cada organización.

Cómo estructurar un dossier de empresa

El objetivo que se persigue con un dossier de empresa es crear un documento que sirva de presentación de la compañía. En este sentido, existe una serie de información imprescindible que debe incluir y que debe estar bien estructurada, independientemente del estilo de empresa y de que se elijan plantillas creativas o más tradicionales. Como cabe suponer, una empresa de diseño gráfico no elegirá la misma plantilla que una de un bufete de abogados.

Estructurar un dossier de empresa

La información fundamental que hay que incluir en el dossier de empresa es la siguiente y debe estar estructurada en varios apartados que se verán a continuación.

Presentación de empresa

Este apartado es la primera información que recibe el lector, por lo que es de suma importancia para marcar la actitud durante el resto de la lectura, si de interés o desgana.

En ella se debe incluir una breve descripción de la empresa, un poco de su historia, se hablará de sus valores, su visión y su misión, quienes integran el equipo… Y cualquier otro dato de interés que la empresa considere oportuno. Siempre con un enfoque dinámico que capte la atención del lector. 

Productos y servicios

Este apartado debe centrarse en dejar clara cuál es la base del negocio; qué se comercializa, enumerando y describiendo los productos y/o servicios, sus características… Siempre se intentará resaltar algún valor añadido que haga destacar a la firma de la competencia.

Casos de éxito

Esta sección es la que tiene la empresa para mostrar su valía, describiendo casos anteriores de éxito, firmas de acuerdos con marcas de reconocido prestigio, campañas publicitarias…

Contacto

Los datos del contacto son esenciales y deben estar siempre actualizados para que los interesados sepan a quien dirigirse y cómo hacerlo y puedan hacer negocios con la empresa o ampliar información en caso de necesitarlo.

Estos son los elementos básicos que deben integrar cualquier dossier de empresa para que esté completo. Sin embargo, en función de a quien vaya dirigido, se puede ampliar los apartados o la información en alguno de ellos. Por poner un par de ejemplos, si va dirigido a la prensa, puede estar interesada en si la compañía va a lanzar próximamente un nuevo producto, mientras que si es para los accionistas querrán ver expresados los resultados en forma de balances anuales y cifras concluyentes.

Consejos para crear un dossier de empresa

La información y la estructura del dossier de empresa son esenciales, pero hay más aspectos a tener en cuenta para que sea un documento realmente útil.

Debemos destacar la información más importante, utilizando distintos tonos para las letras, subrayados, negritas… Y, por supuesto, nada de información superflua que no aporte valor. Las frases deben ser claras y sencillas, concisas y contundentes.

En el dossier siempre se ha de añadir un índice sencillo para que los lectores tengan un sumario de lo que van a encontrar en el interior. De este modo, podrán localizar lo que más les interesa fácilmente.

Una empresa pretende un objetivo cuando entrega un dossier, y siempre debe generar valor causando un abuena impresión. Así que tenido en cuenta que esta es la era de la imagen, no se puede dejar de lado el atractivo visual. Este documento debe estar adaptado a la Identidad Corporativa de la marca.

La información debe presentarse lo más clara posible, así que no hay que dudar a la hora de utilizar recursos gráficos; fotografías, infografías… pero siempre controlando el espacio. Un dossier de empresa no debería ocupar más de 10 páginas para no perder la atención del receptor.

Para enviarlo online, lo mejor es hacerlo en formato pantalla y en PDF, y para entregarlo en mano, lo más recomendable es utilizar un formato DINA4 y una impresión y maquetación especialmente cuidada.