Diferencias entre tener un perro grande o pequeño

Los perros pequeños son tendencia, principalmente entre personas y familias que cuentan con poco espacio en casa para tener una mascota más grande. No obstante, las razas pequeñas no son la opción más adecuada para todas las personas. Considerando esta premisa, te contamos algunas de las ventajas y desventajas que tienen los perros de razas grandes y pequeñas.

Pros y contras de tener un perro grande

En general, los perros de razas grandes son perfectos para las familias que cuentan con suficiente espacio en el hogar, y aunque también pueden adaptarse a la vida en un pequeño apartamento, no es el escenario ideal para su desarrollo. En las siguientes líneas se resumen algunas de las ventajas y desventajas de convivir con un perro de raza grande.

Ventajas de un perro grande

  • Son excelentes con los niños. Se trata de buenos compañeros de juego, muy protectores con los niños y excelentes para adaptarse a la rutina hogareña.
  • Usualmente son tranquilos, salvo contadas especies caracterizadas por la hiperactividad, la mayor parte de los perros grandes son bastante calmados durante el día, siempre que tengan su paseo diario para drenar energías.
  • Fáciles de adiestrar, con relativo poco esfuerzo el perro aprenderá los comandos básicos para funcionar bien en la cotidianidad del hogar. Se pueden entretener fácilmente con juguetes que puedes encontrar en una tienda de animales online.

Desventajas de un perro grande

  • Mayor gasto, ya que consumen mayor cantidad de alimento. Tendrás que cuidar su dieta, comprarle muchos juguetes para garantizar que siempre se sientan a gusto.
  • La expectativa de vida en razas grandes es inferior, a diferencia de lo que ocurre con las especies más pequeñas.

Pros y contras de los perros pequeños

En cuanto a los perros de razas pequeñas, encontramos que son ideales para vivir en espacios reducidos y ofrecen mayor facilidad para ser transportados e incluso viajar con ellos si es necesario. Las razas pequeñas también se manejan bien con niños, ya que suelen ser bastante juguetones e hiperactivos. A continuación, mencionamos las ventajas y desventajas de convivir con un perro de raza pequeña.

Ventajas de un perro pequeño

  • Resultan livianos y fáciles de transportar e incluso podemos viajar con ellos en avión, manteniéndolos dentro de la cabina de pasajeros.
  • Ofrecen buena compañía, se adaptan a cualquier espacio y suelen ser aceptados en tiendas y locales Pet Friendly.
  • Son buenos con los niños y también con las personas de la tercera edad. La mayoría de las razas son bastante dóciles, sencillos de adiestrar y se adaptan perfectamente a la rutina familiar, horarios de descanso, etc.
  • Poco gasto en alimentación, ya que requieren raciones de comida limitadas.

Desventajas de un perro pequeño

  • Suelen ser molestos en cuanto a ruidos (chillones, en alerta permanente, hiperactivos).
  • Son frágiles, por lo que deben ser manipulados con cuidado y vigilancia, especialmente si son mascotas a cargo de niños.
  • Pueden tener problemas de agresividad, especialmente frente a perros de mayor tamaño, lo cual resulta incómodo en paseos fuera de casa.

Conclusión

Ten en cuenta que muchas de las características de los perros vienen dadas por su educación y raza, por lo que, según qué caso, pueden existir notables diferencias a pesar de su tamaño. No obstante, considera todos los puntos anteriores antes de elegir la mascota más adecuada para tu hogar.