Cómo proteger los ojos en verano

Aunque la visión debería recibir los cuidados apropiados todo el año, durante la temporada de verano estos cuidados tendrían que extremarse. Independientemente de que te encuentres en una ciudad o te vayas de viaje a la montaña o la playa, la radiación solar durante esta estación serán más incisivas de lo habitual, especialmente este 2022 donde se registra una singular ola de calor.

Gracias al Instituto Oftalmológico Tres Torres, clínica oftalmológica de Barcelona, hemos recopilado una lista con consejos esenciales para proteger tus ojos durante el periodo estival, ayudándote a que puedas disfrutar al máximo de todas las actividades del verano sin poner en riesgo tu salud ocular.

Utiliza gafas de sol

Aunque pueda parecer demasiado evidente, la realidad es que muchos olvidan que deberían utilizar gafas de sol mientras se encuentran en exteriores. Tendrás que utilizar unas gafas con cristales polarizados que ofrezcan protección UV al 100%. Nunca se debe mirar directamente al sol, pues los daños ocasionados por la radiación UV son acumulativos y permanentes.

Utiliza sombrilla y lleva un sombrero

Tanto en la playa como en la piscina, te conviene mantenerte debajo de una sombrilla que coloque una barrera contra la radiación solar. Para los momentos en que estar fuera de la sombrilla sea imposible, puedes proteger tu vista utilizando un sombrero que desvíe la radiación.

Gafas de buceo

Durante el verano es bueno dar relevancia a las gafas de buceo. Estas son útiles tanto en la playa como en la piscina, pues protegen la visión del contacto con sustancias irritantes como el cloro, las bacterias, la arena y el exceso de sal en el agua marina. Si vas a pasar mucho tiempo en el agua, las gafas de buceo serán la mejor opción para proteger los ojos en la piscina.

Lava tus manos con frecuencia

Una de las costumbres más comunes de muchas personas es frotarse los ojos con las manos. Esto ocurre de forma involuntaria y puede ocasionar infecciones si las manos se encuentran sucias o contaminadas con bacterias. Lavar tus manos con frecuencia a lo largo del día será una buena opción para cuidar tus ojos durante el verano.

Lava tus ojos

Antes y después de bañarte en la playa o la piscina, es conveniente lavar los ojos y secarlos con un paño limpio. De esta forma se reducen las posibilidades de que agentes contaminantes e infecciosos presentes en el agua puedan ocasionar daño sobre la vista. Si es necesario, debería aplicarse un baño ocular.

Opta por las gafas de sol graduadas

Si necesitas gafas de sol con determinada graduación para garantizar tu correcta visión, entonces será conveniente que adquieras gafas de sol que mantengan esta graduación. Esto te ayudará a reducir las probabilidades de desarrollar daño ocular a largo plazo. Estas gafas, al igual que cualquier otra gafa de sol, deberían incorporar protección UV, polarización y tratamiento antirreflejos.

Utiliza lágrimas artificiales

En caso de notar sequedad en los ojos, ya sea por el calor o por el exceso de uso de aire acondicionado, te conviene utilizar lágrimas artificiales para reducir la sequedad ocular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.