Cómo fortalecer el sistema inmune en otoño

El sistema inmunitario es nuestro principal mecanismo de defensa contra enfermedades virales y bacterianas. Es el encargado de enfrentarse y neutralizar a los virus causantes de enfermedades como la gripe y combatir infecciones, entre muchas otras funciones. Se trata de un escudo silencioso que trabaja en nuestra defensa constantemente sin que lleguemos a notar su existencia.

A pesar de pasar desapercibido la mayor parte del tiempo, todos podemos ofrecerle colaboración, especialmente durante los cambios de estación que suelen traer consigo un incremento en la tasa de alergias, gripes e infecciones virales. Con el objetivo de fortalecer tu sistema inmune de cara al otoño, te ofrecemos algunas pautas que puedes seguir.

Consejos para fortalecer el sistema inmunitario en otoño

Para mantener las defensas de nuestro organismo funcionando al 100% es necesario, entre otras cosas, seguir una dieta equilibrada. Adicionalmente, los siguientes cuidados pueden ser de gran utilidad.

Dormir el tiempo adecuado

El descanso nocturno y la calidad del sueño tienen una gran influencia en la capacidad regenerativa de nuestras células y también de nuestro sistema inmunológico. Calcular los ciclos de sueño puede ayudarnos a dormir la cantidad de horas adecuadas cada día y, con esto, regular la producción de citocinas, un conjunto de proteínas necesarias para combatir infecciones.

Mantener una buena higiene personal

Lavarse las manos con frecuencia es una de las principales acciones a considerar si deseamos mantener el sistema inmune funcionando correctamente. Es bastante común que nos toquemos los ojos y la boca sin percatarnos de que tenemos las manos sucias, lo cual deriva en la rápida transmisión de enfermedades presentes en nuestro entorno.

Ejercicio físico

Realizar una rutina de ejercicio cada día durante el periodo de transición al otoño y las primeras semanas de cada estación, puede ayudar a reducir las posibilidades de adquirir enfermedades. El ejercicio mejora la circulación sanguínea, fundamental en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

Reduce el estrés

Si estás agobiado por el trabajo, los estudios o cualquier otra situación, te conviene aprender a gestionar tus niveles de estrés por medio de técnicas de relajación como la meditación o cualquier otra que se adapte a tu estilo de vida. Además de ayudar a sentirte mejor contigo mismo, eliminar el estrés de tu vida consigue que el sistema inmunológico funcione mejor.

Hidratación

La hidratación no tiene influencia directa en las funciones inmunológicas. No obstante, una buena hidratación favorece el buen funcionamiento del organismo en general, garantiza una mejor condición física, mejora la digestión, las funciones renales y todo esto aporta beneficios para tu salud, restando estrés al organismo y haciéndolo menos propenso a enfermedades.

Consejos para fortalecer el sistema inmunitario en otoño

Alimentación y requerimientos vitamínicos

Aunque la mayoría de las personas asocia la Vitamina C como  prioritaria para el buen funcionamiento del sistema inmune, la realidad es que el organismo necesita de todas las vitaminas, en mayor o menor medida, para el cumplimiento de sus funciones. Entre las vitaminas que puedes consumir, se encuentran la Vitamina  A, D, C, E, B6 y B12.

Estas se obtienen de los alimentos consumidos. Suelen estar presente en los huevos, lácteos, legumbres, verduras, frutas, carne, pollo, pescado, cereales integrales y frutos secos. Minerales como el hierro y el zinc también tienen un papel preventivo importante en el desarrollo de un sistema inmune fuerte.

La lista de alimentos ricos en vitaminas necesarias para el sistema inmunitario incluye: pimientos, ajo, cítricos, espinaca, aguacate, setas, avena, garbanzos, yogurt, salmón, pollo, etc. Es buena idea reducir lo máximo posible el consumo de productos procesados en exceso como la bollería industrial, las bebidas gaseosas, los alimentos con azúcares añadidos y las frituras.

En caso de que mantengas una alimentación deficiente, es buena idea considerar la ingesta de suplementos vitamínicos de venta libre. Las vitaminas sintéticas no sustituyen a las fuentes de vitaminas provenientes de la alimentación, pero sirven de ayuda en caso de deficiencias dietéticas o imposibilidad de ingerir determinados alimentos por alergias u otras condiciones de salud. Por supuesto, esto debería consultarse con un médico o nutricionista.

¿Qué hacer para proteger el sistema inmune de los niños?

Para el cuidado de la salud inmunológica de nuestros pequeños, la pauta a seguir es bastante similar. Incluye una buena alimentación, la promoción de actividad física al aire libre, mantenimiento de la higiene y una buena rutina de descanso nocturno. Así, los pequeños podrán atravesar el cambio de estación sin que nos preocupemos demasiado por los virus circulantes.

Ten en cuenta que estos cuidados no se reducen a la llegada del otoño, sino que deben convertirse en una rutina habitual a lo largo de la vida si queremos mantener nuestro sistema inmune funcionando correctamente y protegiéndonos de las enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.