Calcio para evitar enfermedades en el futuro

El consumo de alimentos con alto contenido en calcio es fundamental para prevenir el desarrollo de enfermedades del sistema óseo. Siendo el mineral más abundante en el cuerpo humano, participa también en diferentes procesos importantes para el organismo, por ejemplo, ayuda a la coagulación de la sangre, a la secreción de hormonas y al mantenimiento del ritmo cardiaco.

Consumir el calcio necesario es importante para evitar el de una amplia variedad de enfermedades, entre las que destacan la osteoporosis y otras relacionadas con dientes y huesos. Por supuesto, el consumo de calcio debe complementarse con una rutina de ejercicios, así como el desarrollo de otros hábitos saludables.

Un arma secreta para prevenir diferentes enfermedades

Es conocido por todos que el calcio es el componente principal de los huesos. Sin embargo, un evento desconocido es que, además, existen otros tejidos capaces de almacenar grandes cantidades de este mineral para utilizarlas en el momento necesario. La sangre, los líquidos e incluso las neuronas contienen grandes cantidades de calcio.

Calcio para prevenir diferentes enfermedades

Teniendo en cuenta lo anterior, el consumo de alimentos ricos en calcio y la ingesta de suplementos alimenticios que contengan este mineral junto a vitamina D, que ayuda a fijar el calcio, resultará indispensable para la prevención de una gran variedad de enfermedades entre las podemos destacar las siguientes:

Osteoporosis

Sin duda, se trata de la enfermedad más conocida relacionada con la deficiencia de calcio. Su prevención comienza con el consumo de este mineral a temprana edad, durante el proceso de desarrollo, que es el momento en que la mayor parte del capital óseo es adquirido. En los años posteriores, una dosis de mantenimiento es recomendable hasta edades avanzadas, junto al abandono del consumo de cafeína, tabaco y alcohol.

Cálculos renales

Durante mucho tiempo se pensó que el calcio era responsable del desarrollo de cálculos renales, dado que el 90% de ellos se compone de oxalato cálcico. Sin embargo, los avances médicos han confirmado que esta relación no es totalmente cierta y que, de hecho, la ingesta del mineral evita la formación de los mismos y facilitando su expulsión a través de la orina.

Presión arterial

Consumir este mineral o abundancia de alimentos que lo contengan tiene gran importancia para la reducción de la presión arterial, especialmente para las mujeres embarazadas puesto que durante este periodo aumentan las necesidades de calcio debido a la formación del feto, lo cual es causa habitual del desarrollo de hipertensión que puede suponer un peligro tanto para la madre como el bebé.

Cáncer de colon

Diferentes estudios han demostrado que ante niveles altos de calcio y vitamina D en sangre, menor es el riesgo de padecer cáncer de colon. Por lo general, la recomendación sería consumir entre 1.200-1.400 mg al día del mineral, de manera que se genere un efecto protector del organismo.

Sin embargo, no hay estudios que recomienden específicamente el consumo de suplementos, por lo que se entiende que este debe principalmente provenir de la alimentación adecuada y la exposición al sol.