¿Cuáles son los beneficios del magnesio para tu salud?

El magnesio es un mineral esencial para nuestro organismo. Su déficit puede provocar problemas musculares, fatiga, falta de energía etc. Para evitar su carencia es aconsejable seguir una dieta equilibrada e ingerir complementos alimenticios que aporten la cantidad de magnesio que precisa nuestro metabolismo.

Magnesio, un mineral fundamental para la salud

El magnesio es un mineral muy importante, prueba de ello es que está presente en más de trescientas reacciones químicas del organismo de los seres humanos. Por ello, resulta primordial ingerirlo en las dosis adecuadas, cifradas por la European Food Safety Authority en un mínimo de 350 mg/día para los hombres y unos 300 mg/día para las mujeres, aunque lo recomendable para ambos sexos sería una dosis de 375 mg/día.

A modo de curiosidad, el magnesio es uno de los cationes (iones positivos) que más abundan en el organismo, solo por detrás del calcio, el potasio y el sodio, distribuyéndose de manera variable pero estando particularmente presente en huesos (60-65%) y músculos (27%).

Las carencias de magnesio son muy frecuentes

Pese a su importancia, los déficits del mineral en nuestro cuerpo son muy habituales, tal y como lo han expresado varios estudios, como uno realizado en Francia que ha reflejado que hasta un 77% de mujeres y un 72% de hombres tenían carencias de la sustancia. Algo que tiene múltiples efectos negativos tanto en el plano físico como en el mental, ya que la ausencia de magnesio en los niveles óptimos provoca desde fatiga, cansancio  y hasta sensación de desánimo.

¿Qué alimentos son ricos en magnesio?

El magnesio se encuentra de manera natural en alimentos como cereales, legumbres, verduras, frutas y frutos secos, por lo que si no los ingieres con frecuencia deberías de mejorar tus hábitos alimenticios para evitar las consecuencias negativas en tu organismo derivadas de la carencia de este mineral.

Estrés y falta de magnesio

Seguir una dieta saludable no asegura la presencia de magnesio en el organismo en los niveles óptimos, ya que entran en juego otros factores como el estilo de vida y sobre todo un problema recurrente como es el estrés que provoca la pérdida de magnesio, lo que a su vez supone estar más vulnerable al estrés! ¿Cómo salir entonces de ese círculo vicioso?

La importancia de tomar un complemento alimenticio para tener los niveles adecuados de magnesio

Por ello, es muy bueno para nuestra salud física y mental tomar un complemento alimenticio como por ejemplo Magnesium Duo de Laboratorios Boiron, que se puede encontrar en cualquier farmacia, y que con su fórmula única combina dos sales de magnesio, 8 vitaminas del grupo B, vitamina E Selenio. Además no contiene lactosa.

Beneficios de Magnesium Duo

Las cantidades de magnesio que aporta este complemento alimenticio son 225 mg al día, una cifra que en combinación con la que puede obtenerse a través de la ingesta de una dieta equilibrada asegura unos excelentes beneficios para el organismo, ayudando a disminuir la fatiga y a un funcionamiento normal de los músculos. Asimismo, las vitaminas B1, B6, B12 y PP ayudan al adecuado funcionamiento del sistema nervioso, mientras que el selenio contribuye a fortalecer las defensas, ya que es un mineral primordial para el sistema inmunitario.

Con todo, como bien advierte laboratorio Boiron, es un complemento alimenticio, y como tal debe tomarse de manera suplementaria a una buena alimentación, no como un sustitutivo. Además, para que se absorba mejor y aumentar su eficacia resulta recomendable distribuir las tomas a lo largo de todo el día.

Repercusiones positivas de una adecuada ingesta de magnesio

Tomar magnesio en las dosis óptimas contribuye a reducir el cansancio y la fatiga, ayuda al equilibrio electrolítico del organismo y a que tengamos la energía que precisamos. Igualmente, es muy importante para el buen funcionamiento tanto del sistema nervioso como de nuestros músculos, así como para una normal síntesis de las proteínas, y por supuesto para el mantenimiento de los huesos y los dientes en condiciones normales.  

Síntomas de que tenemos carencia de Magnesio

De ahí, que en estados carenciales del mineral sea normal experimentar síntomas fisiológicos y psicológicos como contracturas, calambres, hormigueos, cansancio muscular, fatiga, estrés y nerviosismo.

Toda una pléyade de problemas que impiden afrontar en buenas condiciones el día a día, y que además si se hacen crónicos pueden tener consecuencias muy negativas para la salud.

Para evitar llegar a ese punto es imprescindible ingerir las cantidades diarias necesarias de magnesio, siguiendo una dieta equilibrada rica en cereales, legumbres, verduras, frutas y frutos secos. Igualmente, resulta esencial tener hábitos saludables como no fumar y practicar regularmente ejercicio, pero también es muy importante acompañarlo con la toma de complementos alimenticios con magnesio, que pueden ser aconsejables en situaciones de estrés, esfuerzo intelectual y/o práctica de deporte.