Los beneficios del entrenamiento de alta intensidad

El HIIT (HIgh Intensity Interval Training), o entrenamiento de alta intensidad, es un tipo de entrenamiento que utiliza lapsos de ejercicios a velocidad elevada en un periodo de tiempo relativamente corto o el intercambio de la carga empleada. Su objetivo principal es desarrollar fuerza, resistencia y generar hipertrofia muscular. Se trata de un tipo de entrenamiento asociado a una gran cantidad de beneficios. Para aprovechar al máximo este tipo de técnica se tiene a disposición la nueva experiencia de entrenamiento de alta intensidad ofrecida por Fitness Park a través de sus sesiones de Burning Park, una red de gimnasios con presencia en toda España, Francia y también Portugal.

¿Cuáles son los beneficios del entrenamiento de alta intensidad?

La clave de esta forma de entrenamiento es la combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, los mismos que permiten el desarrollo de fuerza y resistencia. Funciona de forma personalizada, pues cada quien puede trabajar con la intensidad máxima individual y según sus propias limitaciones, por lo que el entrenamiento de un atleta de alto rendimiento no será el mismo que el de un novato.

Algunos de los beneficios que se pueden obtener a partir de esta técnica de entrenamiento son los siguientes:

Mejora el sistema cardiovascular

La combinación de momentos de explosividad, seguidos por periodos de pausas o descansos activos y diferentes combinaciones de ejercicios, consiguen incrementar la demanda respiratoria y cardiaca. De esta forma se termina favoreciendo todo el sistema cardiovascular, mejorando su condición general y previniendo el desarrollo de enfermedades cardiacas.

Duración corta

Es un método de entrenamiento que garantiza adherencia a largo plazo. Dado que se trata de una rutina corta y eficiente, las personas tendrán tendencia a mantener la motivación con el paso del tiempo. Si eres de las personas que suele abandonar los ejercicios aeróbicos y las rutinas tradicionales, quizás el HIIT sea el entrenamiento más adecuado para ti.

Mejora la sensibilidad a la insulina

Pacientes diabéticos o resistentes a la insulina pueden verse particularmente afectados de una forma positiva por este tipo de entrenamiento. Algunos estudios clínicos han conseguido demostrar que el HIIT tiene la capacidad de incrementar el metabolismo de glucosa en los músculos y también incrementar la sensibilidad a la insulina en quienes padecen Diabetes Tipo 2.

Eliminación de los depósitos de grasa subcutánea

Se trata de uno de los ejercicios que mayor cantidad de grasa alcanzan a quemar y en menos tiempo. Ayudan a adelgazar, quemar la grasa abdominal y a su vez permiten que la persona gane fuerza, resistencia física, respiratoria y, en general, mejore su condición física, lo cual se traduce en un mejor estado de salud.

Estimula la producción de HGH

Tiene la capacidad de estimular la producción de HGH hasta en un 450% durante las siguientes 24 horas después de entrenar. El HGH es una hormona más conocida como la hormona del crecimiento, responsable del desarrollo de masa muscular, mejora en la densidad ósea e incrementa la libido.

Mejora el gasto de energía

Además de ser un excelente quema grasas, el HIIT consigue mantener el gasto energético elevado incluso una vez terminada la sesión de entrenamientos. Esta aceleración del metabolismo, acompañada de una rutina alimentaria saludable, es la combinación perfecta para favorecer una pérdida de peso saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.