Bëllhoff remacha su liderazgo gracias a su tecnología HUCK® en sistemas de fijación

Todos y cada uno de los elementos en el mundo de la ingeniería, la construcción e incluso de los manitas domésticos requieren de una gran fiabilidad. En el caso de los remaches, nada mejor que apostar por un sello como Bëllhoff para ganar una fijación resistente y duradera. Sobre todo, si se trata de una tecnología propia como HUCK®.

Fijar con estabilidad y seguridad

Tanto en el mundo de la construcción profesional como en la absoluta clandestinidad doméstica de la artesanía, la estabilidad y la seguridad son dos pilares bajo los que debe regirse toda decisión. Desde la planificación de los pasos a seguir y su desarrollo paso a paso, hasta la elección del mejor material según el fin de cada proyecto. En este último punto, es de vital importancia entender que, en cualquier máquina o estructura, la fijación es primordial no sólo para que dicho artefacto no se averíe, sino también por cuanto se refiere a la integridad de quienes le damos uso. Por ende, incluso la elección del más mínimo objeto debe ser acertada.

De hecho, una operación tan aparentemente básica como el rebite requiere de haber optado previamente por el mejor remache del mercado. De lo contrario, todo nuestro esfuerzo, y aun a costa de la seguridad, habrá sido absolutamente en vano. Entrando en profundidad, y como es evidente, las piezas que utilizamos para ensamblar una estructura tienden al deterioro con el paso del tiempo, tanto debido a su exposición al ambiente como a su vibración en el caso de la maquinaria. Y, por ello, cerciorarse de que cuanto utilizamos goza de la máxima calidad posible forma parte de cuanto podremos cualificar después de buen trabajo.

Potentes remaches bajo el sello de Böllhoff

Actualmente, el modelo HUCK® de Böllhoff es uno de los remaches estructurales y de collar más solicitados en el mercado gracias a su precisa combinación de seguridad y rendimiento capaces de estabilizar hasta las aplicaciones más difíciles. Justamente, es gracias a dicho binomio que, respondiendo a posiblemente uno de los puntos más a tener en cuenta de este tipo de piezas, se trata de un remache de gran resistencia y durabilidad a altas tensiones cuyas prestaciones prescinden de mantenimiento. Además, pudiendo así utilizarse independientemente del espesor del material a fijar.

Dichas características responden al sello insignia de Böllhoff, convertida desde su fundación a finales del siglo XIX en una innovadora y puntera empresa líder en fabricación y suministro de componentes de fijación, equipos de colocación y sistemas de montaje. Razón por la que, sin ningún tipo de vanidad, puede enorgullecerse de tener en el mercado productos de la talla de estos remaches de gran fiabilidad y facilidad de aplicación. Diseñados a partir de una tecnología propia que trata de agilizar y facilitar el trabajo, más que sin comprometerlo en ningún grado, perfeccionando el resultado final de nuestras fijaciones por más compleja que se presente la tarea.

Tecnología HUCK®: pensado para durar y resistir

Sea cual sea la dedicación y el ámbito de cualquier empresa, el motivo de su éxito y fidelización en el mercado, incluso por parte de los clientes más exigentes, radica en la autenticidad funcional de su producto. En este caso, Böllhoff pone a disposición del público una fórmula propia que pretende hacer del rebite una tarea sencilla y al alcance de todos. Así, la autonombrada tecnología HUCK® se sirve de un proceso mediante el que la remachadora embute el collar en los anillos del vástago reforzando la unión, ya que en éste se produce una rotura bloqueándose y completando el proceso a través de la presión.

Por otra parte, los remaches ciegos estructurales HUCK® siguen un procedimiento similar a los de collar, aunque esta vez con la remachadora tirando fuertemente de la cabeza del remache para fijar la unión. Presentando una firme resistencia al cizallamiento gracias a la cabeza del remache y la misma resistencia del vástago por su equilibrio en el eje central. Asimismo, su resistencia a la tracción se debe al mismo proceso que sigue para remacharse, a partir de la la creación de un barrilete causado por la presión que acaba por fijar la pieza. Resultando ser piezas idóneas en sectores como el automovilístico, el ferroviario e incluso la climatización.

La clave radica en la innovación

La clave de Böllhoff en la carrera por la innovación del sector radica en una gestión dirigida a cubrir grandes aspectos que competen en el mismo. Basándose en la difícil, pero posible cooperación entre individuos para dar con las mejores ideas y soluciones, pasando por un escrutinio de las tendencias más favorables al público y a la empresa y hasta en la colaboración en investigación por parte de institutos y universidades.  Una tríada que da sus frutos en la obtención de productos que se arraigan a nuestro día a día gracias a su constante actualización y perfeccionamiento.

Prueba de ello, sus hitos de la innovación en distintos estadios de la fijación y procesos logísticos. Recorriendo una amplia gama de fórmulas propias como el inserto roscado HELICOIL®, el contenedor ECOSIT®, el equipo de remache autoperforador RIVSET® o la mismísima tecnología HUCK®. Para un rebite conscientemente firme, seguro y del que poder sacar todo el rendimiento posible. Porque, cuando se trata de reafirmar su liderazgo en el sector, cuando el sector propone, Bëllhoff dispone.