Ventajas de comprar una plancha vertical y no una tradicional

El mundo de los electrodomésticos está impulsado por la evolución y la innovación constante, y no es para menos, pues son dispositivos pensados para ganar en productividad y comodidad en las tareas domésticas.

En los últimos años, la tónica generalizada de los electrodomésticos, sea cual sea su uso, está siendo la digitalización para que trabajen de manera autónoma o, al menos, que sean programables. Lo vemos con los robots de limpieza y de cocina, con los electrodomésticos programables y hasta con la iluminación y los equipos de calefacción.

Pero hoy te traemos algo diferente, más específico, sin salirnos de este mundo, comentamos qué ventajas presenta el uso de planchas verticales frente a los tradicionales. Si quieres conocer más a fondo cómo funcionan estos aparatos, echa un vistazo a esta guía. Mientras tanto, te resumimos algunas de sus posibilidades.

Los usos de las planchas verticales

Estos electrodomésticos introducen las planchas profesionales a los ambientes domésticos. Se trata de aparatos que aplican ráfagas de vapor sobre las prendas, alisándolas, para eliminar las arrugas, de manera vertical.

Hasta el momento, las planchas verticales se utilizaban en lavanderías y tintorerías, pero ya son parte esencial de muchas viviendas y para muchas familias, que están sustituyendo su plancha tradicional por un equipo de este tipo, o al menos complementándola. Las planchas de este tipo son pequeñas, muy compactas, y se pueden desplazar de un lado a otro de la vivienda.

El aspecto más destacado de estos electrodomésticos es que elimina la necesidad de usar tabla de planchar, pues para alisar las prendas basta con colgarlas en una prenda y aplicar el vapor sobre ellas. Así, la ropa queda planchada y sin marcas de doblado. Además, se trata de un tipo de planchado muy efectivo en zonas complicadas, como los volantes o las tablas.

¿Qué ventajas presentan las planchas de este tipo?

Más allá de poder ser aplicadas sobre cualquier tipo de prenda, en especial sobre aquellas que presentan más dificultad para ser planchadas, y que evitan que existan marcas de doblado, un punto a favor de estos electrodomésticos es su tamaño y manejabilidad. Se pueden sostener con una mano y son más desplazables que las planchas tradicionales, pues no hay que cargar con la mesa de planchado. Y ojo, tampoco hay que esperar que se caliente todo el centro de planchado.

Su uso es mucho más cómodo y no requiere una destreza o una técnica muy conseguida, como sí ocurre con las planchas tradicionales. De este modo, para alisar la ropa basta con colocar la ropa de manera vertical, y ya la gravedad hará parte de su trabajo, y aplicar vapor a toda la prenda, sin necesidad de que sea uniforme, pues el propio vapor a presión elimina las arrugas de manera cómoda.

Una ventaja añadida de estos electrodomésticos es su funcionalidad. De hecho, no solo se pueden utilizar para alisar prendas de ropa, sino también para conseguir el mismo efecto en el resto de textiles de la vivienda: ropa de cama, cortinas y manteles.

Por último, no podemos cerrar este repaso a las ventajas sin señalar su tamaño reducido y compacto, lo que hace que puedan ser desplazadas a cualquier lugar, no solo en la vivienda, sino también en viajes. Tanto es así que hay quien complementa su plancha tradicional en casa con un aparato de este tipo, y además utiliza la plancha vertical cuando tiene que viajar.

¿Qué aspectos son mejorables de las planchas verticales?

Las ventajas de estos electrodomésticos son muy evidentes, pero también presentan detalles que son mejorables. Uno de ellos es que su uso solo es apropiado para cantidades de ropa limitadas. Son aparatos de uso rápido y ágil pero que ganan en eficiencia cuando solo hay que planchar una o dos prendas. Por ello, mucha gente las utiliza para darle el toque perfecto a su outfit en ese día.

El depósito que presentan es también muy pequeño, de ahí que no se puedan usar de manera continuada por mucho tiempo. Finalmente, ante determinadas prendas con telas muy rígidas, la eficacia del planchado se reduce.

Con estos apuntes, y sabiendo también que en el mercado hay centros de planchado verticales, cada vez más familias apuestan por combinar las planchas tradicionales con las verticales, pues eso les va a permitir disfrutar de las ventajas de ambos electrodomésticos.