6 tips para armar tu rutina de ejercicios en casa

Aunque para algunos sea muy sencillo asistir a un gimnasio todos los días o al menos varias veces a la semana, muchos no tienen la facilidad de pagarlo, el tiempo o simplemente no son muy productivos por las mañanas o tardes. Por ello, mantener una rutina de ejercicio o siquiera comenzarla, puede ser difícil para muchos.

Si bien es cierto que ir al gimnasio con personas que puedan guiarte durante los ejercicios y además, utilizar los equipos adecuados para cada uno de ellos. Sin embargo, el que no puedas asistir a uno, no significa que debas renunciar a tener una rutina diaria de ejercicios y cumplir tu meta.

Siempre y cuando tengas la motivación y dedicación, puedes comenzar una rutina desde casa. Obviamente te verás limitado con ciertos ejercicios, pero de igual forma podrás lograr tu meta con esfuerzo. Para muchos una rutina en casa puede ser repetitiva, pero todo depende de cómo la organices y cómo irás avanzando con el tiempo. Debido a esto, queremos ayudarte a tener una idea de cómo crear una rutina con 6 tips básicos.

Conoce tus límites

Aunque siempre queramos comenzar de lleno con ejercicios de impacto y largas sesiones, recuerda que antes que nada, apenas estás comenzando. Debes conocer hasta dónde puedes llegar y cuánto puedes soportar.

Crear rutinas extensas y donde requieres mucho esfuerzo físico para el cual no estás preparado, sólo provocarán los efectos opuestos y puede producirte lesiones. Comienza con pequeñas repeticiones y haciendo pausas entre ellas.

Consejos de ejercicios en casa

Tu objetivo

Si bien la mayoría hace ejercicio para deshacerse de esos kilos demás, otros buscan desarrollar masa muscular y tener los músculos soñados.

Dependiendo de lo que busques, la rutina tomará un camino distinto. Por ejemplo, para bajar de peso, los ejercicios de cardio son bastante recomendables, mientras que si quieres desarrollar músculos, en algún momento las repeticiones serán más intensas que las destinadas para perder kilos, además de tener una mayor dedicación al levantamiento de pesas.

Disponibilidad

Adapta tu rutina al tiempo que puedes y quieras dedicarle. Una de las ventajas de hacer ejercicio en casa es que puedes hacerlo a la hora y durante el tiempo que quieras.

Dependiendo del tiempo que estés dispuesto en invertir en ello, las repeticiones serán más cortas o largas, a su vez, serán más ejercicios añadidos a la rutina o menos en el otro caso.

Sé sincero contigo mismo también en los días que les otorgarás a la actividad y recuerda que hacerlo y proponerte seguir, influenciará en los resultados. Si son todos los días, puedes hazlo cada día, o si son sólo 3 de igual forma, lo importante es crear el hábito.

Entrenar en casa

Suficiente espacio

Recuerda que varios ejercicios ocupan bastante espacio debido a los estiramientos, los que necesitan saltos y cuerpo al suelo como las flexiones. No se necesita de muchos metros, pero si el suficiente para evitar tropezar y no te sientas limitado al estirar brazos, piernas o tirar todo tu cuerpo.

Recuerda la dieta

Aunque estemos hablando sobre rutinas y ejercicios, recuerda que tú rutina sólo funcionará siempre y cuando también cuides de tu alimentación. Es importante que si decides ejercitarte en casa, no olvides que nada más el simple hecho de querer crear este hábito, lo que comes y lo que no, viene de la mano todo el tiempo.

Cambia los alimentos altos en grasa trans por otros más saludables y si son carentes de ella, aún mejor. Come más vegetales y frutas, si bien quieres una rutina en casa por cuestiones de tiempo y dinero, es muy fácil tomar una manzana por las mañanas y llevarla a donde debas ir en lugar de comer comida rápida y además, ahorrarás dinero al no comprar snacks mientras estás fuera de casa.

Tu rutina de ejercicios en casa

Busca compañía

El ejercicio, puede ser un tanto difícil acostumbrarse a él si lo hacemos por nuestra cuenta. Me incluyo en el grupo de los que prefieren hacerlo en compañía. Inevitablemente se siente más motivación y a la vez, sientes que la “tortura” termina más rápido.

Muchas veces tener compañía durante el ejercicio te ayuda a tener mayor motivación. Ver a alguien hacer la dieta y la rutina que se propuso, es como estar con alguien que va a varios restaurantes de comida y comparte ciertos momentos. Además el tener una pareja “en crimen”, puede ayudarte a animarte con más desafíos y alargar tu rutina de ejercicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.