Ventajas de hacer deporte al aire libre

Establecer una rutina de entrenamiento durante algunos minutos al día es una de las mejores formas de preservar la salud y generar bienestar mental. Con el deporte al aire libre se consigue un incremento en las endorfinas y otras hormonas, propiciando una sensación de bienestar general, además de una considerable mejora del estado de ánimo.

La mayor parte de las personas prefiere las actividades deportivas al aire libre, especialmente ahora que las circunstancias de salubridad han obligado a mantener un confinamiento estricto, impulsando el deseo de evitar los gimnasios interiores que pueden tener mayor potencial de propiciar el contagio por el nuevo coronavirus.

Así es como los patinetes se han convertido en la alternativa perfecta para divertirse fuera de casa y desplazarse a distancias cortas, permitiendo mantenerse activo y hacer deporte mientras se disfruta de la naturaleza.

¿Cuáles son las ventajas de hacer deporte al aire libre?

Si aún no te decides a tomar tu patinete y salir a moverte un poco al aire libre, te dejamos algunos beneficios que podrías aprovechar.

Deporte al aire libre con un patinete

Combates la deficiencia de Vitamina D

Las actividades al aire libre en las cuales nos exponemos de forma moderada a los rayos UV tienen la capacidad de estimular la producción de Vitamina D, cuya deficiencia se encuentra asociada al desarrollo de diversas enfermedades, entre ellas diferentes tipos de cáncer y diabetes de tipo 1 y 2, así como depresiones severas, irritabilidad y cambios bruscos en el estado de ánimo.

Entrenamiento mental

El ejercicio físico al aire libre, además de fortalecer la musculatura, también sirve como entrenamiento para las funciones cerebrales. Durante una rutina de ejercicio fuera de casa se incrementa la motivación, se reduce la ansiedad y consigues alcanzar un nivel de relajación enorme de manera más sencilla.

Mayor gasto calórico

Cuando se hace ejercicio fuera de casa, especialmente en temporada de invierno, se logra que el cuerpo desgaste mayor cantidad de calorías que las que lograríamos con ejercicios tradicionales en un gimnasio cerrado. Además, los entornos naturales y calmados favorecen la práctica de ejercicios de relajación.

Ejercitarse en familia

A diferencia de los gimnasios cerrados, en un parque de ejercicios se tiene la posibilidad de entrenar en familia, con los pequeños a nuestro lado disfrutando de actividades apropiadas a su edad. También debemos recordar que en las áreas públicas es bastante usual que los más pequeños dispongan de espacios diseñados para el juego, donde pueden distraerse y divertirse un rato.

Relacionarse con nuevas personas

Ejercitarse en público es una excelente forma de promover la interacción social entre personas, abriendo la posibilidad de conocer nuevas personas, lo cual será el incentivo para que sigamos asistiendo a realizar nuestras actividades con un mayor compromiso y entusiasmo. Entonces, el deporte al aire libre nos ayudaría a mejorar nuestras relaciones sociales.

Cualquier persona puede sacar provecho a las ventajas que ofrece el entrenamiento deportivo fuera de casa, mejorando su condición física de una forma divertida y entretenida, además, son requeridos muy pocos elementos para salir a hacer deporte al aire libre.