¿Cuáles son las ventajas de las camillas articuladas?

Las camillas articuladas son utilizadas en el ámbito hospitalario cuando la persona enferma necesita pasar largos periodos de tiempo en cama o en aquellas situaciones donde el paciente sufre de reflujo gástrico y fallos respiratorios que le obliguen a descansar en una posición ligeramente incorporada.

De igual manera, es útil para personas con problemas circulatorios en las extremidades inferiores y que necesitan dormir con los pies en una posición elevada con respecto al resto del cuerpo. Las camillas articuladas, junto a artefactos como el posturer, son de alta demanda para colocar a pacientes en la posición requerida durante los procedimientos de salud.

Además de todo lo anterior, la camilla de rehabilitación ofrece una serie de beneficios importantes que pasaremos a comentar en las siguientes líneas.

Ventajas y beneficios de las camillas articuladas

Tanto las camillas articuladas como la cama articulada hospitalaria tienen funciones indispensables dentro del sistema de atención hospitalaria. Estas permiten compensar las dificultades de descanso y movilidad ofrecidas por las camillas de otros tipos, suponiendo unos beneficios entre los que podemos destacar:

  • Se gestionan con facilidad a través de un mando a distancia, por lo que el usuario, la enfermera o el médico tratante no tiene que hacer ningún esfuerzo físico para posicionar la camilla en el grado de inclinación deseado.
  • Los modelos más modernos pueden llegar a incluir unidades de masaje, siendo de gran demanda porque permiten levantar al paciente para sesiones de masajes terapéuticos sin mayor esfuerzo o complicación.
  • Permiten que el paciente pueda percibir alivio de diferentes patologías como dolores de espalda, problemas respiratorios, acidez estomacal y reflujo gástrico, colaborando en el proceso de recuperación de pacientes postoperatorios.
  • Es posible ajustar la camilla según la posición deseada y conforme a la anatomía del paciente. Tanto el área de los pies como el torso puede elevarse o bajarse según las necesidades del usuario.
  • El paciente puede descansar cómodamente, debido a que la cama es la que se ajusta a sus necesidades y no al contrario. Además, disfruta de total autonomía a la hora de realizar nuevas configuraciones a la posición de la camilla, sin depender de terceros para esta tarea gracias a los mandos a distancia.
  • Ayuda a mantener la curvatura natural de la columna vertebral, protegiéndola del desgaste y las molestias nocturnas que son bastante habituales en las camas o camillas convencionales. De esta forma, los pacientes tienen garantía de comodidad.
  • En caso de un paciente que recibe ayuda de un enfermero o cuidador, podrá facilitar la tarea del cuidado diario con el uso de este sistema, siendo más sencillo el proceso de alimentación, higiene personal y cambio de ropa de cama, entre otros temas.

Las camillas articuladas, el transportador de pacientes, el posturer y las camillas de rehabilitación son equipamiento médico indispensable para los prestadores de salud. Las camillas articuladas en particular, son uno de los elementos indispensables para las personas con diferentes problemas de salud y/o movilidad reducida que permanecen en cama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.