Las setas, una joya culinaria

Entradilla: Todo un clásico de los bosques en otoño. Aunque las setas hoy se pueden encontrar durante todo el año.

Salir al bosque en busca de setas es un clásico para los aficionados a la cocina tradicional. Y es que cuando llegan las lluvias estos lugares son un auténtico paraíso de ingredientes. Las setas son deliciosas, nutritivas y muy versátiles, ya que se pueden elaborar de diversas formas. Si quieres disfrutarlas aún más, aquí tienes algunos consejos, desde la elección hasta cómo preparar un delicioso revuelto de setas si tienes prisa y vienen invitados.

Cómo elegir las setas

Es muy importante saber escoger las setas si sales al campo a por ellas. Por eso, lo mejor es conocerlas bien y no llevarte a casa ninguna de la que no tengas la seguridad de que es comestible. Es mejor dejarla para que la recoja otra persona y no sufrir una intoxicación o algo peor.

Hoy es muy sencillo encontrar setas en el mercado, como las de cultivo o los estupendos champiñones Portobello, de los que hablaremos un poco más adelante. Si decides hacerlo así, asegúrate de que están frescas y limpias. Si ves que algunas tienen los bordes oscuros, no las cojas.

Setas para comer

Cómo conservarlas

Conservar las setas es relativamente sencillo, aunque si las quieres disfrutar frescas lo mejor es usarlas en uno o dos días. Ponlas en la nevera dentro de una bolsa de plástico con agujeros. También las puedes poner a secar, meterlas en aceite o congelarlas. Si quieres utilizar esta última técnica y tener ingredientes para tu revuelto de setas cuando quieras, escáldalas poniéndolas en agua hirviendo unos segundos.

Champiñones Portobello, suaves y deliciosos

Una de las setas que se pueden encontrar hoy con más facilidad en el mercado son los champiñones Portobello. Estos se diferencian del champiñón normal por su color, ya que a diferencia de estos, que son blancos, los champiñones Portobello tienen el sombrero de color marrón. En cuanto al tamaño, puedes encontrarlos grandes, perfectos para rellenar, o más pequeños para hacer de muchas maneras.

Lo bueno de estos champiñones es que puedes encontrarlos todo el año, así que no tienes que esperar a que sea temporada para disfrutarlos. ¡Hoy siempre es temporada de setas en los mercados!

El revuelto de setas, todo un clásico

Sin duda, una de las recetas más conocidas es el revuelto de setas, que además puede sacarte de un apuro si tienes poco tiempo o quieres ofrecer a tus invitados un delicioso entrante, aunque también queda muy bien como primer plato.

Algunos consejos para preparar un buen revuelto de setas es escoger una seta muy fresca, que sea grande para poder cortarla en trozos fácilmente. Asegúrate de que lasa setas están limpias. Si tienen restos de tierra retíralos con la ayuda de un paño seco o una brocha, pero nunca las laves con agua, ya que pierden una gran parte de su sabor.

Básicamente, el revuelto de setas se puede preparar con un poco de aceite, huevos y los hongos cortados en tiras. Quedan muy bien acompañadas de unos trozos de jamón o bacon y algunas hierbas aromáticas. Como todo en la cocina, la imaginación es la clave.

Muchas otras formas de preparar las setas

El revuelto de setas es solo una de las maneras en las que se puede disfrutar este estupendo producto. Hay muchas otras, como una crema caliente, salteadas, un delicioso risotto o estofadas por ejemplo.

También las puedes utilizar como acompañamiento, donde le darán a cualquier plato un toque espectacular. Por no hablar de la cantidad de rellenos que admiten unos grandes champiñones Portobello o algún otro tipo de seta similar.

Sea como sea, las setas son toda una joya que llega a nuestras mesas para darnos todo el sabor del bosque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.