Qué ver y qué hacer en Tarragona en 2 días

Si eres amante de la historia romana y medieval, puedes tener por seguro que Tarragona va a fascinarte. Ya sea que decidas visitar la ciudad solo, en pareja o con amigos, en medio de unas vacaciones familiares o por motivos de negocios, esta ciudad cuya costa se encuentra bañada por las aguas del Mar Mediterráneo tiene mucho que ofrecerte.

Lo principal a considerar para la planificación de un viaje corto es alguna solución de alojamiento asequible dentro del centro de la ciudad. B&B Hotels es una de estas alternativas, pues te ofrece la oportunidad de dormir en un hotel en el centro de Tarragona a un precio bastante interesante.

Tarragona es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, lo cual se debe a la gran cantidad de monumentos heredados de la cultura romana y su variada propuesta gastronómica. Si buscas planificar una visita corta a la ciudad, te dejamos una lista con algunas actividades indispensables y lugares que de ninguna manera puedes perderte.

Atardecer en el balcón Mediterráneo

Se trata de un barranco elevado a 23 metros de altura y que, en su parte más alta, cuenta con una barandilla desde donde podremos apreciar una vista panorámica del Mar Mediterráneo. Este balcón se ubica al final de la Rambla Nova y, además del mar, también ofrece vistas del anfiteatro romano y el puerto de la ciudad.

Muralla romana de Tarragona

Esta es nada menos que la primera construcción romana levantada en la Península Ibérica, con muros que se elevan unos 6 metros de alto por 4 de ancho. Puedes recorrer el paseo arqueológico que consta de varios monumentos, el cual se realiza al aire libre y con un aforo limitado a 300 personas debido a las circunstancias sanitarias actuales.

Circo Romano

El Circo Romano fue construido dentro de las murallas de la ciudad y llegó a ser uno de los más grandes del Imperio Romano. Data del siglo I d.C y se estima que tenía una capacidad máxima de 25.000 personas. Funcionó hasta el siglo V, y en la actualidad solo se conserva la cabecera oriental, siendo una estructura declarada Patrimonio Mundial.

Catedral de Tarragona

Otro monumento que no puedes pasar por alto en tu visita es la Catedral de Tarragona, donde aún se conservan una mezquita y algunas tumbas. Es posible conocer el interior de las instalaciones, subir al campanario, visitar el Museo Diocesano y el claustro por medio de una visita guiada. Justo al lado, tienes al antiguo Hospital de Santa Tecla, otro de los puntos más interesantes de la ciudad.

Pont del Diable

Finalmente, uno de los recorridos indispensables será la ruta de senderismo que nos dirige a Pont del Diable, donde encontraremos los restos del antiguo acueducto romano que trasladaba agua desde el Río Francolí, una infraestructura construida durante el siglo I a.C por Augusto.

Puedes ver los espectaculares arcos desde abajo en medio de la naturaleza o subir a ellos y recorrer los 217 metros de acueducto que aún permanecen en pie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.