Preguntar antes de tomar un medicamento

Tomar medicamentos sin prescripción médica es un hábito que debemos ir abandonando. Antes de usar cualquier pastilla habría que saber para qué sirve, cómo funciona y los efectos adversos que puede tener.

Estamos acostumbrados a que hay ciertos medicamentos que nos tomamos en situaciones puntuales y que nos hacen bien en esos momentos porque nos alivian el dolor que podamos estar sintiendo. Esos medicamentos suelen poder comprarse sin receta médica por lo que no hay que pasar por la consulta de un experto para que extienda una receta para poder obtenerlos. Aunque durante esos momentos en los que sentimos dolor solo buscamos la solución más rápida pero hay que pensar en que todos los medicamentos, por buenos que sean, pueden tener efectos secundarios en nuestra salud. Por eso es bueno preguntar antes de tomar algún medicamento.

Riesgos automedicarse

A veces son síntomas con los que solemos estar familiarizados porque pasamos por ellos más de una vez como dolores de cabeza o acidez de estómago después de comidas copiosas o debido al estrés. Como son síntomas que ya se conocen y anteriormente se han tratado con algún medicamento específico con buenos resultados no nos paramos a mirar las contraindicaciones o los efectos nocivos que puedan tener y, muchos menos, pasamos por la consulta médica por si en esta ocasión los síntomas fueran más graves. Antes de tomar algo hay que saber bien para qué sirve. Por ejemplo, conocer para qué es la metoclopramida y los efectos que puede tener.

Automedicarse, un hábito que hay que evitar

Alguien puede pensar que tomarse una pastilla para el dolor de cabeza, por poner un ejemplo, no es algo malo y que pasar por el médico es una pérdida de tiempo cuando ya se sabe qué medicamento es el más indicado para esa situación. Pero los medicamentos, aunque nos parezcan algo inofensivos, pueden tener efectos secundarios que desconocemos y que pueden hacer que algo mejore pero aparecen otros síntomas.

Medicarse bajo supervision

Algunos de los efectos adversos que pueden tener los medicamentos es que puedan resultar ser adictivos, efectos secundarios que provoquen otro tipo de enfermedades, intoxicación al no controlar bien la dosis a tomar, que al tomarlo de continuo el cuerpo se acostumbre y no consigamos la reacción esperada, que interactúen entre sí diferentes medicamentos que se estén tomando causando efectos negativos.

Como estamos viendo tomar medicamentos es algo muy serio y deberíamos preguntar a un especialista antes de tomar nada, sobre todo, si tenemos una enfermedad crónica y se está tomando algún tratamiento específico para que no interactúe con una pastilla que tomemos, por ejemplo, para el ardor de estómago que nos produce un día en concreto un atracón de comida.

Cambio de hábitos

Hay algunos dolores o síntomas que pueden aparecer debido a unos hábitos de vida poco saludables. La acidez de estómago es un ejemplo de que unas malas costumbres adquiridas pueden provocar síntomas dolorosos.

Los expertos recomiendan llevar una alimentación sana y equilibrada. Cuando llegan algunos días especiales uno se puede olvidar de tener cuidado con lo que se come, luego aparece la pesadez de estómago y los dolores de cabeza debido a las resacas. Hay que intentar controlarse.

Pastillas

Es evidente que hacer ejercicio ayuda, no solo a tener un cuerpo atlético, también a mejorar nuestra calidad de vida. Además, estar en el peso adecuado ayuda a mantener una buena salud. Eso de hacer dieta antes del verano para bajar de peso y durante las vacaciones abandonarse y coger todos los kilos perdidos y más no es una buena solución.

Otros hábitos que habría que abandonar son tomar demasiadas bebidas alcohólicas y fumar. El alcohol tomado en exceso puede ser el causante de algunas enfermedades, afecta al cerebro y causa trastornos en la calidad del sueño. Y en cuanto al tabaco ya no hay mucho que decir, que afecta de manera negativa a la salud es algo que todo el mundo sabe.

Cambiar de hábitos ahora ayudará a tener una mejor salud de manera natural. Y en caso de tener que medicarse, siempre es mejor, acudir al especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.