Neutrófilos segmentados. Qué son, valores y funciones

Los neutrófilos son una clase de glóbulos blancos o leucocitos muy comunes en la sangre formando parte fundamental del sistema inmunitario. Esta clase de células se encargan de proteger al cuerpo humano de la acción invasiva de hongos y bacterias, siendo el primer escudo defensor que tiene el cuerpo humano frente a infecciones. Analizar su valor puede ser un aspecto fundamental para el descubrimiento de determinados trastornos de la salud como infecciones e inflamaciones.

¿Qué son los neutrófilos segmentados?

Se conoce como neutrófilos segmentados a los neutrófilos que han alcanzado la plena madurez y que poseen entre dos y cinco lóbulos diferentes en su núcleo. Se producen en la médula ósea, y luego de haber completado satisfactoriamente su proceso de maduración, comienzan a circular por el torrente sanguíneo donde permanecen entre 10 y 15 horas para luego migrar hacia los vasos sanguíneos de los tejidos, alvéolos y lumen intestinal.

Neutrofilo

Al circular por la sangre, son distribuidos por los vasos más grandes y posteriormente hacia los más pequeños. Los neutrófilos segmentados son el glóbulo blanco más abundante en la sangre de los seres humanos. Esto es así sencillamente porque cumplen una función esencial dentro del funcionamiento del sistema inmunitario, encargándose de responder de manera inmediata al ataque de hongos, bacterias y cualquier clase de patógenos externos.

Los neutrófilos son de forma circular y tienen un color que va del gris al rosa claro con un diámetro promedio de 14 micras. Un número elevado de esta clase de células puede indicar que el cuerpo se encuentra librando una batalla tratando de neutralizar algún patógeno. Mientras que un bajo conteo en sangre de este tipo de célula podría ser una advertencia de que la médula ósea no está produciendo adecuadamente la cantidad necesaria de glóbulos blancos por algún padecimiento subyacente.

Sistema Inmune

Valores normales de neutrófilos en el torrente sanguíneo

En el recuento de neutrófilos segmentados en sangre se obtiene un rango o valor que sea cercano a 109 y x / L. El hecho de que este valor se vea alterado de forma sustancial tanto en alza como en baja, se corresponde con padecimientos llamados neutrofilia y neutropenia, respectivamente. La neutropenia en particular es una condición médica muy delicada debido a que el cuerpo pierde la capacidad de luchar contra las bacterias y los hongos, lo cual puede conducir a infecciones severas que finalmente pueden llevar a la muerte.

Función de los neutrófilos segmentados

La principal tarea o función que deben cumplir los neutrófilos en sangre es defender al cuerpo de la acción negativa de patógenos externos como hongos y bacterias. Funcionan fagocitando los patógenos hasta matarlos. Es decir, los neutrófilos consumen al agente patógeno y luego lo descartan cuando ha sido destruido.

Analisis Sagre Neutrofilos

Este proceso es totalmente normal en células de diferente tipo, y en el caso del sistema inmune se trata de la principal línea de defensa con la que cuenta nuestro organismo, siendo los neutrófilos los primeros en llegar a la zona de infección, cercando el patógeno e intentando deshacerse del mismo sin que afecte otras células.

Los neutrófilos segmentados tienen la capacidad de viajar del torrente sanguíneo hasta los diferentes tejidos que componen el cuerpo humano tratando de cumplir con su función de defensa. Normalmente, pueden permanecer en el torrente sanguíneo entre un mínimo de 6 horas y un máximo de 15, para luego migrar al tejido circundante y permanecer allí hasta un límite de 2 días. Tiempo en que son fagocitados por otras células que se encargan de esta función depuradora del organismo.

Neutrofilos Segmentados

Cuando los neutrófilos segmentados se dirigen a puntos del organismo donde se está contrarrestando una infección o neutralizando la acción de un patógeno, los neutrófilos mueren en esa zona luego de fagocitar al microorganismo causante del problema. La muerte de los neutrófilos es lo que se conoce como pus, un líquido espeso y de color amarillento que se suele formar en los tejidos infectados y que fluye de las heridas en proceso de sanación.

Los neutrófilos son un tipo de célula cuyo ciclo de vida es relativamente corto, ya que no llegan a superar los tres días en su proceso total, desde su nacimiento por parte de la médula ósea hasta su muerte cuando se dirigen a cumplir con su función de defensa y protección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.