Medicina tradicional

La medicina tradicional vuelve a formar una parte importante de nuestras vidas

En los últimos años se ha observado un fuerte repunte de la medicina tradicional, y es que está claro que la sociedad está empezando a buscar de nuevo alternativas más naturales y que no cuenten con tantos efectos secundarios como la medicina actual.

A la hora de prevenir enfermedades o combatir aquellas que ya se encuentran en nuestro organismo, tenemos a nuestra disposición multitud de alternativas, y habitualmente optamos por la medicina actual. Sin embargo, el hecho de contar con numerosos efectos secundarios, y debido al aumento de la desconfianza de la sociedad con respecto a las industrias farmacéuticas, se está observando una fuerte tendencia a recuperar la medicina tradicional, poniendo a nuestra disposición distintas alternativas como las que vamos a conocer a continuación.

Qué es la medicina tradicional

La medicina tradicional se basa en distintos conjuntos de técnicas que han ido evolucionando con el paso del tiempo pero que, en cualquier caso, se han basado en los conocimientos médicos ancestrales a través de los cuales se curaba desde dolencias hasta enfermedades a las personas que se veían afectadas.

Que es la medicina tradicional

Es muy importante tener en cuenta que estamos hablando de una serie de conocimientos, prácticas y habilidades que están centrados en teorías, creencias y experiencias de las diferentes culturas, pero no necesariamente se basan en un razonamiento lógico, es decir, muchas de estas técnicas no son explicables, ni tampoco se han demostrado de forma científica a través de ensayos clínicos.

De hecho, la mayor parte de los casos no existe tampoco estadísticas en relación con los beneficios frente a las enfermedades que dicen curar, y de hecho es importante tener en cuenta que en el caso de la medicina contemporánea, prácticamente no coinciden conocimientos que puedan ser aplicados en ambas alternativas.

Todo sobre la medicina natural

Sin embargo, lo cierto es que en la sociedad actual hay un creciente descontento con la industria farmacéutica y el modo en que las enfermedades han ido poco a poco desarrollándose y calando mucho más en todo tipo de sociedades, lo cual se achaca a diversas razones que van desde la intervención voluntaria de crear este tipo de afecciones hasta el hecho de que realmente no interesa curar las puesto que el mantenimiento es el modo más interesante de obtener beneficios.

Sea cual sea la razón, hay que tener en cuenta que la medicina tradicional incluye numerosas recetas que generalmente están basadas en compuestos totalmente naturales, de manera que en muchos casos, incluso aunque no llegase a curar el problema, al menos no suele provocar efectos secundarios.

Medicina natural

Por ejemplo, si observáis para que sirve la moringa, un producto muy utilizado en la medicina tradicional, veréis que en realidad estamos hablando de una planta que cuenta con numerosos beneficios para nuestra salud, por lo que en cualquier caso es recomendable analizar bien las distintas alternativas y, por supuesto, siempre asegurarnos de que se trata de un remedio real y no un placebo.

Algunos de los sistemas médicos que se están popularizando

Dada la gran popularización de la medicina tradicional en los últimos años, han sido muchos los sistemas médicos que han comenzado a aflorar de nuevo y conseguir una gran cantidad de seguidores.

Medicina ayurvedica

No hay duda alguna de que la medicina tradicional china es una de las más beneficiadas en este sentido, pero también hay otras alternativas como el ayurveda, también conocida como medicina ayurvédica, de la cual no se conocen sus orígenes pero ha conseguido ganar un interesante protagonismo en parte de la sociedad occidental.

También tenemos la medicina grecoárabe, así como la medicina tradicional andina y otras muchas alternativas que poco a poco se han ido introduciendo en la actualidad.

medicina grecoarabe

En cualquier caso es muy importante que, antes de someternos a cualquier tipo de tratamiento de medicina tradicional, seamos conscientes de que muchos de ellos han sido creados en épocas en las que los conocimientos no estaban suficientemente avanzados, de manera que, para evitar perjudicar nuestra salud, es esencial que estudiemos todos y cada uno de los ingredientes que componen el remedio, de manera que podamos asegurarnos de que no ofrecen ningún tipo de contraindicación en nuestro caso, consiguiendo de esta forma utilizar la medicina tradicional pero siempre desde la seguridad que nos dan los conocimientos actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.