Leucocitos bajos. Qué significa, síntomas y causas de la leucopenia

Siempre dejamos los análisis de sangre para cuando sentimos alguna dolencia que nos obliga a ir al médico. El especialista leerá los resultados y si nos dice que tenemos leucocitos bajos, ¿sabes lo que significa esto realmente? En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber cuando te enfrentas a un caso de leucopenia o de leucocitos bajos.

Cuál es la función de los leucocitos

Los leucocitos son células sanguíneas que se encuentran junto a las plaquetas y los glóbulos rojos en el torrente sanguíneo y en todo el cuerpo. Se ubican sobre el tejido de algunos órganos del sistema inmunológico como el bazo, hígado, ganglios y riñones en donde terminan su proceso de maduración.

Los leucocitos provienen de las células madre que se producen dentro de la médula ósea. La función más importante que cumplen los leucocitos es defender al cuerpo de las infecciones por parásitos o bacterias. Son muy importantes para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico ya que da respuesta a las diferentes infecciones. Si en algún momento ingresa a nuestro cuerpo algún cuerpo extraño como un hongo, bacteria o parásito, los leucocitos ayudarán a controlar la infección para que no se propague y evite crear daños mayores en los órganos. Mantener los niveles adecuados es señal que no estamos padeciendo alguna infección o afección alérgica o respiratoria.

Leucopenia

Tipos de leucocitos o glóbulos blancos

No todos los leucocitos son iguales y no todos cumplen la misma función. Realmente existen 5 tipos de leucocitos diferentes y cada uno de ellos está creado para trabajar por sí solo en el combate de las infecciones dependiendo de la naturaleza del agente transmisor. Muchas veces trabajan en conjunto para atacar casos de infecciones muy graves. Los glóbulos blancos se clasifican en:

Eosinófilos. Este tipo de leucocito es muy sensible ante la presencia de cualquier agente extraño que ingrese a nuestro organismo. Actúan ante casos de infecciones parasitarias complejas y su membrana celular se inflama ante la presencia de cuadros alérgicos es por eso que nos hinchamos cuando estamos pasando por un caso de rinitis o alergia. Su tiempo de vida es muy corto y no pasa de 4 ó 5 días.

Basófilos. Actúan ante las reacciones alérgicas produciendo una proteína llamada histamina que produce dilatación de los vasos sanguíneos. Su composición está formada por unos gránulos que se liberan para matar hongos y bacterias. Este tipo de leucocito es el que en menor escala se produce.

Neutrófilos. Su composición celular está formada por varios núcleos. Este tipo de leucocito actúa de manera inmediata ante un ataque por bacterias u hongos siendo los primeros en llegar al lugar de la infección. Cumplen la función de fagocitosis que hace que se coman a los cuerpos extraños, aunque esto incluye la muerte del propio leucocito. En las infecciones por micosis o heridas infectadas se produce una sustancia blanquecina de aspecto lechoso comúnmente llamada pus que contiene abundantes neutrófilos.

Globulos Blancos Bajos

Al menos el 55 % (unos 2.000 por cada muestra de sangre) de los leucocitos son neutrófilos. El tiempo de vida de este tipo de glóbulo blanco es de algunas horas. Cuando estamos frente a un caso de brucelosis o salmonella aumenta significativamente este tipo de leucocito y si disminuye en cantidad estaríamos propensos a contraer rápidamente cualquier infección. Los leucocitos pueden aparecer también en la orina y estaría alertándonos sobre un posible caso de infección del tracto urinario.

Linfocitos. Este tipo de células son muy comunes encontrarlas en el sistema linfático. Existen 3 tipos de linfocitos:

  • Linfocitos B. Encargadas de producir los anticuerpos necesarios para destruir las bacterias.
  • Linfocitos T. Se encargan de destruir células que puedan estar infectadas como el caso de tumores.
  • Células Natural Killer (Asesinas Naturales). Este tipo de leucocito se encarga de destruir las células que puedan estar infectadas por tumores o virus como el VIH.

Monocitos. Al igual que los neutrófilos, este tipo de leucocito cumple una función de limpieza (fagocitosis) en los tejidos del hígado, pulmones, huesos y bazo por residuos de células muertas que dejan las infecciones. Tienen un tiempo de vida más prolongado que otros y son de gran tamaño. Los monocitos representan entre el 2 y el 9 % del total de glóbulos blancos en el organismo. Los trastornos relacionados con este tipo de leucocito no son muy comunes. El contenido de monocitos de una persona sana está entre 200 y 600 por cada microlitro de sangre.

Sintomas Leucocitos Bajos

Valores normales de leucocitos

El valor normal en el número de leucocitos va a depender de muchos factores. Uno de los más importantes es la edad y el sexo de la persona. Un individuo en óptimas condiciones de salud genera hasta 100 mil millones de leucocitos por día (el 1 % de la sangre). Después de un análisis de sangre, el conteo de glóbulos blancos se puede observar en la lectura “Diferencial leucocitario” que se refiere al porcentaje que hay de cada uno de los tipos de glóbulos blancos por cada microlitro de sangre. En total el número de leucocitos en la muestra debe estar entre 4.000 – 4.500 y 10.500 – 11.000. Un neonato tiene una cantidad superior de glóbulos blancos que puede llegar hasta 30.000 por cada microlitro de sangre. Las mujeres embarazadas tienden a experimentar trastornos en los valores de glóbulos blancos es por eso que requieren de una alimentación adecuada y control médico durante toda la etapa de gestación.

Valores de leucocitos bajos o leucopenia

Cuando tenemos los leucocitos bajos estamos frente a un caso de lo que se conoce como leucopenia. La leucopenia se da cuando la cantidad de leucocitos es inferior a 4.000 en un análisis de sangre.  No es normal tener los leucocitos bajos y son muchas las causas que esto ocurra. Recuerda que los leucocitos nos ayudan a mantener una buena salud y nos van a defender de cualquier virus o bacteria que quiera hacernos daño así que, si tienes leucocitos bajos, estarías más propenso a un ataque infeccioso y contraer otras enfermedades.

Resultados Leucocitos Bajos

Síntomas de la leucopenia

Tener los leucocitos bajos puede ser la respuesta a una enfermedad que se está desarrollando o la respuesta ante tratamientos con fármacos más potentes como quimioterapias y algunos tipos de antibióticos de amplio espectro.  Cuando son casos muy leves no presentan síntomas, pero si la enfermedad no ha sido tratada y avanza a una etapa más grave, empezamos a manifestar algunas molestias en el cuerpo. Algunos de los síntomas que se nombran a continuación nos indican que estamos teniendo los leucocitos bajos:

  • Falta de apetito, cansancio, debilidad, agotamiento, dolor de cabeza y mareos (en ocasiones acompañados de desmayos). Palidez y manchas rojizas en las manos.
  • Aparición de pequeñas ulceraciones en la mucosa bucal. Inflamación de las encías.
  • Menstruación abundante.
  • Molestia al orinar.
  • Dolor a nivel de los riñones o del hígado.
  • Cambio de estado de ánimo (anda siempre muy nervioso, malhumorado, alterado todo el tiempo).
  • Malestar estomacal.

Causas de la leucopenia

Son muchas las causas de leucocitos bajos entre las que se destacan:

  • Problemas de médula ósea y del sistema inmunológico.
  • Hemoglobina baja.
  • Tratamientos quimioterapéuticos.
  • Desórdenes alimenticios (Anorexia).
  • Complicaciones con la glándula tiroides.
  • Enfermedades transmitidas por parásitos.

Analisis Leucocitos Bajos

Enfermedades asociadas a la leucopenia

Existen 5 tipos de leucopenia dependiendo del tipo de leucocito bajo que tengamos y que pueden desencadenar una serie de enfermedades asociadas.

Eosionopenia. Sucede cuando tenemos bajos los niveles de eosinófilos (por debajo de 50 en la muestra de un microlitro de sangre). Este tipo de leucocito bajo en el organismo hace que estemos más indefensos a las infecciones por parásitos.

Basopenia. Nivel de leucocitos bajos en basófilos. Son muy raros los casos de basófilos bajos en la sangre.

Neutropenia. Ocurre cuando disminuye el nivel de neutrófilos en la sangre por debajo de 1.000 en un microlitro de la muestra. Son muchas las enfermedades asociadas que incluyen: exposición a tratamientos de quimioterapia, radiación para combatir algún tipo de cáncer. Problemas de médula ósea para producir células sanguíneas ocasionando aparición de anemia o en casos más graves leucemia. También bajos niveles de neutrófilos pueden ser una respuesta a enfermedades asociadas que se padezcan como el caso del lupus, VIH, SIDA o reumatismo.

Linfopenia. Se da cuando el número de linfocitos es inferior a 1.000 por cada microlitro de sangre.

Monocitopenia. Niveles por debajo de lo normal de monocitos.

También las enfermedades como la malaria o el sarampión están asociadas a leucocitos bajos, así como otros malestares gastrointestinales.

Anlisis de Sangre Leucocitos Bajos

Tratamiento para la leucopenia

El tratamiento para los leucocitos bajos busca controlar la enfermedad o infección que lo ocasiona con un proceso a base de antibióticos u otras medicinas como es en el caso particular de las infecciones y de esa manera los leucocitos volverán a sus niveles normales.  En los casos más graves en donde el daño está en la médula ósea, el médico le dirá después de una bioxia si puede seguir un tratamiento para estimular la médula o si se requiere un trasplante. Las personas que sufren de enfermedades como VIH, SIDA, cáncer, lupus o leucemia deben hacer frente a la enfermedad con los fármacos adecuados y los tratamientos necesarios, pero bajo un riguroso control de por vida. La alimentación es un factor clave que puede ayudar a elevar el nivel de leucocitos bajos. Toma mucha vitamina C y E que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y consume muchas calorías para evitar la pérdida de peso que ocasiona el tener leucocitos bajos.

Tratamientos Leucopenia

Cómo subir los glóbulos blancos

Cuando se tienen los leucocitos bajos debemos acudir a un médico especialista para que nos haga un tratamiento que nos ayude a subir los niveles. Algunos fármacos como los corticosteroides pueden ayudar a elevar los niveles. También llevar una dieta rica en frutas y vegetales que contengan mucha vitamina C o administrarla por medio de complementos vitamínicos nos ayudan contra los leucocitos bajos. Suministre un promedio de 200 mg de vitamina C al día. Consumir mucha vitamina E también ayuda a reponer los tejidos. Incluye en tu alimentación verduras, cereales y frutos secos para aumentar las células inmunológicas que forman los anticuerpos que te ayudarán a superar las infecciones por bacterias. Tener los leucocitos bajos nos produce pérdida de apetito y disminución de masa corporal así que consume alimentos energéticos, proteínas y Omega 3 para mantener el peso adecuado. Incluye carnes rojas y blancas, pescados, jugos de frutas y verduras. Los tratamientos a base de esteroides también ayudan a elevar los niveles de leucocitos, pero consulte primero con el médico antes de administrarlos por cuenta propia.

Leucocitos bajos en niños

En los niños también se pueden dar casos de leucocitos bajos. Una persona al nacer tiene más alto el nivel de leucocitos que una persona adulta sana (entre 9000 y 30000 por muestra). Esto se debe a que su cuerpo no ha creado los anticuerpos necesarios para combatir las infecciones del ambiente; el sistema inmunológico lo hace como mecanismo de defensa. Ahora bien, si un neonato nace con niveles por debajo de la media eso ya amerita atención de parte del pediatra y se debe buscar la causa. Muchas veces la mala alimentación de la madre durante el embarazo hace que el niño nazca con desnutrición y puede ser una causa de la leucopenia.

Leucocitos Bajos en Ninos

También se han visto casos de niños que nacen con VIH y esta enfermedad baja las defensas. En caso que no sea ninguna de las dos anteriores, el médico hará una biopsia de la médula ósea para verificar si hay un daño más severo que amerite otro tratamiento o trasplante. Los niños de otras edades también pueden presentar casos de leucocitos bajos, pero hay que saber la razón. Por ejemplo, si el niño está comenzando un cuadro viral (una gripe) es normal que bajen un poco los niveles de leucocitos y se debería recuperar con medicinas, buena alimentación y cuidados especiales.

Para concluir, cuándo ir al médico por leucocitos bajos

Si llegaras a sentir algunos de los síntomas que te describimos anteriormente, no dejes que avance este malestar por más de una semana y acude al médico. Un especialista indicará hacerte una hematología completa y allí se verá el recuento de leucocitos para controlar la enfermedad o infección que se esté desarrollando y puedas continuar llevando una vida sana.

1 thought on “Leucocitos bajos. Qué significa, síntomas y causas de la leucopenia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.