La retinopatía diabética, una enfermedad de la vista ligada a la diabetes

Aquellas personas que padecen diabetes pueden sufrir retinopatía diabética, una importante complicación ocular originada por esta enfermedad, y que es consecuencia de la alteración de los vasos sanguíneos que riegan la retina.

Aunque se sabe que la diabetes supone riesgos graves para la vista, se estima que el 40% de los diabéticos no se ha sometido nunca a una exploración oftalmológica.

Las lesiones en la retina presentan distintos grados de gravedad, desde las más mínimas, que no requieren tratamiento alguno, hasta otras graves que deben tratarse con cirugía. Dichas alteraciones o daños de los vasos sanguíneos de la retina pueden provocar que estos se conviertan en conductos frágiles e irregulares, y que generen hemorragias que pueden dar lugar a alteraciones visuales importantes.

El edema macular como principal causa de pérdida de visión de los diabéticos

La más frecuente de las causas de pérdida de visión en los pacientes diabéticos es el edema macular, o acumulación de líquido en la mácula, que es la parte central de la retina. Estos pacientes pueden presentar otras complicaciones, tales como la aparición de neovasos o vasos sanguíneos anormales, los cuales pueden crecer, provocando un desprendimiento de retina o una hemorragia vítrea, que es la más frecuente complicación de la retinopatía diabética.

Aproximadamente cuatro de cada diez personas que padecen diabetes, sufren a su vez problemas de visión que se derivan de la retinopatía diabética. Esta es además la primera causa de ceguera en España. Pero muchos casos podrían evitarse a través de la detección y el tratamiento precoz de la enfermedad.

retinopatia diabetica

¿Qué síntomas presenta la retinopatía diabética?

Esta enfermedad no presenta síntomas en sus fases iniciales, razón por la cual es especialmente importante realizar revisiones periódicas para examinar el estado de la retina. Una vez que aparece el edema macular el paciente pierde visión. Esta pérdida se hace más grave aún cuando se origina una hemorragia vítrea.

Causas y factores de riesgo de esta enfermedad

La diabetes es la causa de esta enfermedad, debido a que  los altos niveles de azúcares terminan por deteriorar los vasos que riegan la retina. El principal factor de riesgo de la retinopatía diabética es la elevación de los niveles de azúcar en sangre (lo cual se conoce como hiperglucemia). Existen otros factores de riesgo, concretamente la elevación de la tensión arterial y la elevación de los niveles de colesterol y triglicéridos.

Cómo prevenir la retinopatía diabética

Para prevenir la enfermedad, se recomienda un adecuado control de la glucemia (esto es, azúcar en sangre), el tratamiento de la tensión arterial y de la dislipemia (alteración de las grasas), que resulta frecuente entre los pacientes con diabetes.

¿Qué tratamientos se deben aplicar?

Para tratar el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales en la retina se aplican inyecciones intravítreas de fármacos antiangiogénicos.

Por otro lado estaría el tratamiento del edema macular, el cual incluiría el láser y la inyección intraocular de  fármacos antiangiogénicos o corticoides. Y cuando progresan las lesiones y se produce una hemorragia vítrea o un desprendimiento de retina, el tratamiento es ya de tipo quirúrgico. En este último caso es preciso realizar una intervención llamada vitrectomía, que permite eliminar el vítreo hemorrágico, las tracciones sobre la retina y resolver el desprendimiento de retina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.