La creciente importancia del cuidado de mayores

El incremento de la esperanza de vida, unida a una tasa de natalidad muy baja, está provocando un creciente envejecimiento de la población española. Los individuos llegan a unas edades impensables hace tan sólo un siglo, pero, por la escala baja de edad, no se está generando una población joven con nuevos nacimientos.

Se calcula que en España, para el año 2050 las personas mayores de 65 años representarán más del 30% del total de la población, es decir, que uno de cada tres españoles estará en la actual edad de jubilación y los octogenarios superarán la cifra de cuatro millones de personas.

Qué suponen estas cifras

En la medida que una persona se hace mayor, lógicamente, pierde facultades, tanto físicas, como mentales y, paulatinamente, va necesitando una cierta supervisión en su vida, ya sea para realizar algún tipo de actividad física mínima, ya sea para realizar tareas del hogar, o llevar otras actividades necesarias para el día a día, como la higiene o la alimentación.

Cuidar de los mayores

En la medida que estas facultades se van reduciendo, las familias buscan opciones para esa supervisión: o bien se ingresa al anciano en una residencia, o bien se le mantiene en su casa, o se le traslada a otro domicilio familiar. La primera opción puede llegar a ser inasumible por el coste, por lo que se determina que la persona mayor siga viviendo en el domicilio bajo una supervisión, o se traslade al domicilio familiar y se necesite una ayuda para el cuidado de esta persona.

Cuidado a domicilio, la solución

Trasladar a la persona a una residencia e internarlo puede resultar una solución demasiado traumática para el anciano, al perder los referentes de su día a día y ello supone un problema añadido que puede generar desorientación en esa persona.

Así, el mantenerlo en su casa o trasladarlo a otro entorno familiar puede ser una buena solución, pero, por un lado, tanto si va a vivir en su domicilio, como si se traslada a otro, es necesaria una ayuda como la presta el servicio de cuidado de mayores.

Este servicio permitirá que el anciano siga manteniendo una cierta independencia y ello no afecte a las familias, con personal de atención especializado en el cuidado de mayores, de personas mayores dependientes o de personas mayores con alguna enfermedad, tanto a nivel interino, como con opción a horas, y todo ello a un precio muy interesante.