La importante labor de la campaña #PoqueQuieroCuidarte

Muchas personas no lo saben, pero las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. Promover pequeños cambios en la rutina diaria, entre los que destaca el cuidado de la alimentación y el control de la tensión arterial así como el chequeo de los valores de colesterol en sangre, es una labor fundamental.

Desde el sitio web https://www.porquequierocuidarte.es/ se está desarrollando una potente campaña de promoción de la salud cardiovascular que lleva por nombre #PoqueQuieroCuidarte. Se trata de la mayor campaña de prevención y medición de la tensión arterial sincronizada que se efectuará a lo largo del mes de mayo con el apoyo de la International Society of Hypertension.

¿Qué es la hipertensión?

El término se refiere a la tensión arterial alta. Por diversas situaciones, como la actividad física, la presión arterial puede elevarse de forma momentánea. Sin embargo, cuando la tensión se mantiene alta de forma constante se aumenta el riesgo de problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV).

Siendo el corazón el órgano responsable de bombear sangre a todo el cuerpo, su buen funcionamiento se vuelve una tarea vital para preservar la salud. En la sangre se transporta oxígeno y nutrientes que llegan a todos los tejidos del cuerpo gracias a la acción del corazón. Notamos entonces la importancia de cuidar la salud y buen funcionamiento de este órgano.

#PoqueQuieroCuidarte es una campaña para divulgar y generar consciencia

El objetivo de la web y la campaña #PoqueQuieroCuidarte es la divulgación de información relacionada con la prevención de enfermedades cardiovasculares, especialmente sobre la hipertensión. Lo que se busca es que las personas aprendan a tomar control sobre el padecimiento y puedan disminuir los riesgos de salud realizando cambios positivos en su estilo de vida.

#PoqueQuieroCuidarte

La campaña se fundamenta en la promoción de un cambio en el estilo de vida. Este consiste en introducir pequeñas pero importantes modificaciones en la rutina diaria, las cuales permitirán que la salud cardiovascular mejore, disminuyendo los graves problemas asociados a la hipertensión arterial.

  • Cambio en el estilo de vida. Es prioritario que las personas entiendan la necesidad de cambiar algunos hábitos. Por ejemplo, mejorar la alimentación, aumentando el consumo de frutas y verduras, eliminando frituras, limitando el consumo de sal y azúcar e incorporando alimentos ricos en proteínas de diferentes orígenes.
  • Actividad física. El ejercicio regular es una de las mejores formas de mantener la tensión arterial en niveles óptimos. La recomendación general es que las personas realicen, al menos, 30 minutos de actividad física de intensidad moderada al día, aunque según el perfil de cada persona esto puede variar ligeramente.
  • Seguimiento constante. No se debe olvidar el hecho de mantener vigilancia sobre los niveles de tensión arterial. Esta es la parte más importante del tratamiento de la hipertensión.
  • Cumplir fielmente con el tratamiento. Además de todo lo anterior, es necesario que los pacientes con hipertensión sigan correctamente el tratamiento antihipertensivo que su médico especialista les haya prescrito, garantizando el buen funcionamiento del sistema cardiovascular a largo plazo, lo cual sirve como protección contra enfermedades coronarias.