Las enfermedades bucodentales más comunes

Son muchas las enfermedades que pueden afectar a la salud de dientes y encías, algunas de ellas con alta prevalencia en la población, tal como ocurre con las caries. Por supuesto, no todo el mundo las padecerá, ya que estos padecimientos pueden prevenirse con el desarrollo de una buena higiene bucal y la visita a un especialista en salud dental al menos dos veces al año.

En la mayoría de ocasiones, las enfermedades bucodentales, especialmente las relacionadas con infecciones, suelen tener una duración corta. Sin embargo, es importante visitar un dentista Salamanca para que un profesional proporcione el tratamiento adecuado para evitar que el problema se haga más grave o se prolongue en el tiempo.

Con la ayuda de la Clinica Dental Urbina, especialistas en todas las ramas de salud bucodental, presentamos un resumen de las enfermedades bucales más comunes y la forma en que podemos prevenirlas y/o tratarlas con la ayuda de un profesional.

Caries

Las caries son lesiones que se producen en la pieza dental como consecuencia de la acción de bacterias que destruyen el tejido. Este problema puede presentarse a cualquier edad y se estima que afecta al 90% de la población. Además, también existen personas con predisposición genética a padecer caries.

En cuanto al tratamiento, se realiza un proceso de obturación que consiste en limpiar la cavidad dañada por la caries, para aplicar un relleno que imita la pieza dental en forma y color.

Gingivitis

Se estima que en España un 59,8% de la población padece de este problema, que puede llegar a convertirse en una enfermedad crónica si no es tratada a tiempo y de la manera correcta. Está caracterizada por la inflamación de las encías a causa de las bacterias, siendo el sangrado la señal de advertencia y el momento adecuado para tratar la infección e intentar revertir sus efectos.

El tratamiento consiste en una profilaxis dental realizada con ultrasonido, la cual permitirá deshacerse de todo el sarro acumulado. Junto a un protocolo extremo de higiene en casa, es posible detener la gingivitis.

Periodontitis

Cuando la gingivitis no es tratada a tiempo, termina por afectar al tejido que soporta las piezas dentales y también al hueso. Mal aliento, recesión de las encías y movilidad de piezas dentales son parte de los síntomas, con la pérdida del diente como consecuencia irreversible. El tratamiento de la periodontitis es un poco más complejo, incluyendo antibióticos para terminar con las bacterias involucradas.

Mal aliento

En alguna ocasión todos hemos atravesado por un episodio de mal aliento. Este conjunto de olores desagradables se debe a las bacterias alojadas en la cavidad bucal y se produce principalmente a causa de una higiene deficiente o una enfermedad periodontal, aunque en algunas ocasiones tiene un origen extraoral, como puede ser asuntos relacionados con el sistema digestivo.

El tratamiento del mal aliento dependerá, por tanto, de la causa. En principio, mejorar los hábitos de higiene puede ser suficiente para mejorar el problema, excepto cuando tiene un origen extraoral, donde es necesario corregir la causa principal.