Tengo dificultades para orinar. ¿Qué puede ser?

Existen diferentes causas por las que los hombres experimentan dificultad a la hora de orinar, especialmente llegados a cierta edad. La mayoría de varones mayores de 50 años tienen algún problema de goteo, inicio de la micción o chorro de orina débil. Aunque la causa más común es el agrandamiento de la próstata existen múltiples causas por las que esto puede pasar:

Hiperplasia Benigna de Próstata: es la causa más común por la que los hombres presentan dificultades al orinar. Se trata del agrandamiento de la próstata que, por su ubicación anatómica, presiona la uretra y obstruye la salida de la orina. Algunos de sus síntomas son: chorro de orina flojo, retraso en el inicio de la micción, sensación de vaciado incompleto de la vejiga, goteo tras orinar, entre otros. Existe multitud de opciones para tratar el agradamiento de la próstata sin necesidad de recurrir a la cirugía abierta, ya sea a través de láser, chorro de agua a presión o vapor de agua.

Infección de la próstata o de las vías urinarias: causada por el ingreso de bacterias dentro de la próstata a través de la uretra. Se diagnostica a través de un cultivo de semen, cultivo de orina, análisis de sangre y, en ocasiones, se puede solicitar una ecografía de la próstata. Su tratamiento puede implicar antibióticos, antiinflamatorios, entre otras opciones valoradas por los profesionales en la consulta de urología.

Estenosis de uretra: es el estrechamiento de la uretra, es decir, del conducto que por el que pasa la orina desde la vejiga hacia el exterior. Las causas de la estenosis de uretra pueden ser múltiples, aunque la más común es una cicatrización anómala en el interior de la uretra debido a razones congénitas, inflamatorias, infecciosas, por manipulaciones vesicales o por procedimientos médicos que implican sondaje o la introducción de cualquier otro instrumento a través la uretra.

Los síntomas son principalmente obstructivos: chorro de orina flojo o entrecortado, tiempo largo de micción, vaciado incompleto de la vejiga, dificultad o dolor al orinar, entre otros.

Su tratamiento requiere de un equipo especializado experto en estenosis de uretra y cirugía reconstructiva. El procedimiento para curarlo lo determina el médico en función del lugar anatómico donde se encuentre dicho estrechamiento, la longitud, la gravedad y las cirugías previas que haya tenido el paciente. Entre las técnicas empleadas para su intervención se encuentra el cateterismo, dilatación, uretrotomía endoscópica, la uretroplastia o la cirugía. Asimismo, tras el tratamiento es necesario hacer seguimiento para observar que el estrechamiento no haya vuelto a producirse o que haya infecciones.

Cáncer de vejiga: se origina por el desarrollo anormal de células dentro de la vejiga. Esta multiplicación de células forma una masa llamada tumor y puede producir síntomas como sangrado en la orina, sensación de ardor al orinar, mayor frecuencia de micción o dificultad a la hora de orinar.

Piedras en la vejiga: son masas duras que se producen cuando los minerales en la orina concentrada se cristalizan y forman cálculos dentro de la vejiga. Suele ocurrir cuando existen problemas para vaciar completamente la vejiga.

Si son de pequeño tamaño pueden pasar sin tratamiento, pero en ocasiones necesitan medicamentos o cirugía. Cuando el cálculo bloquea el flujo de la orina puede producir síntomas como dificultad para orinar, interrupción del flujo de orina, micción frecuente o dolor al orinar, entre otros. Si no se trata, pueden provocar infecciones y otras complicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.