Créditos de hasta 6.000 euros en 24 horas al poner el coche como aval

Ibancar es la única agencia que aprueba financiaciones rápidas poniendo el vehículo como respaldo, pero sin entregarlo, sin cambiar la titularidad, ni cobrar renting por ello

En momentos de apuro económico o en caso de necesitar un apoyo urgente para invertir, es habitual pedir un crédito rápido, pero estos generalmente ofrecen un bajo importe y pueden no cubrir las necesidades que se puedan tener. Una alternativa que ofrece la empresa Ibancar es poner como respaldo un coche para contar con importes que pueden ir de 600 a 6.000 euros y que se pueden ver reflejados en la cuenta bancaria en solo 24 horas.

La característica más ventajosa de estos prestamos rapidos aval coche de Ibancar es que, a diferencia de otras compañías, para obtener el crédito no es necesario hacer traspaso del título del automóvil, como tampoco se exige el pago de renting (alquiler para seguir conduciendo), todo lo que se requiere es la reserva de dominio. Son los únicos en España que prestan dinero con esta metodología.

Todo en línea

La solicitud y aprobación es 100% en línea, sin necesidad de ir desde casa a ninguna entidad bancaria, no se requiere inspeccionar el coche para recibir el crédito. Solamente se deben enviar unas cuantas fotos del coche, en las que se pueda ver el kilometraje actual y la matrícula, además de algunos datos del propietario para procesar la pre solicitud en tiempo real. Este paso permite saber el importe máximo que se otorga poniendo el aval del coche.

Con pocos pasos, el solicitante puede recibir sin moverse de casa el dinero que necesita en menos de un día, todo ello sin complicaciones. Ibancar acepta, incluso, clientes en las listas RAI o ASNEF. 

Los requisitos para solicitar créditos de este tipo son muy básicos, como puede ser: residir en España, tener a su nombre el título del vehículo, y el coche debe estar totalmente pagado. Para este tipo de solicitud se debe presentar el DNI, una fotografía del permiso de circulación, justificante de ingresos, además de las fotos del vehículo.

No hay que entregar el coche

Sin duda, el beneficio más grande es que no se debe dejar de usar el coche al ponerlo como aval, debido a que no exigen la retirada del mismo, la entrega de la llave o el pago de un alquiler. Tampoco es necesario acudir al notario por un poder o cambiar el título de propiedad.  

Se comienza a amortizar el pago del préstamo desde el mismo momento en que se paga la primera cuota, todo con condiciones flexibles. El crédito puede ser de hasta el 70% del valor del vehículo; no hay límite en relación con la antigüedad del coche.

Incluye un paquete de servicios, que contempla la garantía de amortización en caso de un siniestro total o entregar el coche por siniestro parcial. Cuentan con revisión técnica anual de mantenimiento, así como la posibilidad de incrementar el préstamo, en caso de no haber solicitado el importe máximo.

Las formas de pago son flexibles, el cliente pone la fecha de pago y cuenta con 5 días de cortesía para pagar la cuota, de forma que aceptan tarjetas, depósitos y otras formas de abono. Para despejar dudas y ayudar en el proceso, a cada cliente se le asigna un gestor. Todo el proceso es online, lo cual ahorra tiempo y papeleo.

El coche es el respaldo del crédito, quienes pagan sin retrasos las cuotas no tienen problema alguno. En caso de no poder hacer frente a los pagos, Ibancar ofrece la posibilidad de adquirir el coche, aliviar la deuda y pagar la diferencia.  

El importe que otorgan depende de la tasación del vehículo que hace Ibancar, esto depende de la antigüedad, kilómetros recorridos y modelo de coche. El cliente escoge si quiere todo el importe o una fracción, según sus necesidades y conveniencia.

En caso de requerir dinero para solventar una urgencia, ofrecen la posibilidad de liquidar la deuda en cualquier momento, el pago es con cuotas fijas mensuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.