Conoce un poco más sobre la homeopatía

La homeopatia es un método terapéutico que se basa en la utilización de productos de origen natural, por lo cual se reduce por completo el riesgo de padecer los efectos secundarios que suelen ocasionar los tratamientos farmacológicos de la medicina convencional. El efecto curativo de la plantas no es realmente nuevo, aunque sin dudas ha ganado popularidad en la actualidad.

El término homeopatia fue acuñado a finales siglo XVIII por el médico Samuel Christian Friedrich Hahnemann originario de Alemania, aunque se tiene referencias del uso de tratamientos basados en extractos de plantas y flores desde el principio mismo de la medicina antigua. En España, laboratorios homeopáticos como Boiron, ofrecen sus productos a millones de pacientes en todo el mundo.

¿Qué es la homeopatía?

Según sus defensores, se trata de un método terapéutico que se fundamenta en la ley de similitud o ley de los semejantes. Esta ley indica que las sustancias con la capacidad de provocar un determinado síntoma en una persona, en pequeñas cantidades, podría curar síntomas semejantes en una persona enferma e incluso hacer desaparecer por completo la enfermedad.

Aunque surge oficialmente hace unos 200 años, realmente es el resultado de estudios rigurosos y años de experimentación. Se tiene referencia de culturas milenarias como la asiática, que vienen trabajando en métodos curativos basados en extractos de plantas, semillas y flores desde, al menos, hace 3400 años.

Qué es la homeopatía

Según la Asamblea Nacional de Homeopatía (ANH), la homeopatia permite que los profesionales sanitarios puedan obtener mejores resultados con sus pacientes, mejorando su salud de forma global y reduciendo considerablemente las reacciones adversas que suelen producir los tratamientos de origen farmacéutico.

¿Cuáles son los beneficios que ofrece la homeopatía?

En líneas generales, este método terapéutico tendría la capacidad de ayudar a que los pacientes logren superar sus padecimientos y desarrollar una vida saludable con mayor facilidad. Esto se debe a que el objetivo principal de este método es estimular las defensas naturales del organismo y permitir que el cuerpo humano recupere su habilidad de sanar.

Cada tratamiento es completamente individual y se ofrece pensando en los síntomas del paciente, yendo más allá del simple diagnóstico del padecimiento. Esto permite un enorme nivel de personalización, lo cual es esencial para el tratamiento de padecimientos crónicos cuya intensidad de los síntomas puede variar de un paciente a otro.

Junto al ejercicio físico, una alimentación equilibrada y el tratamiento guiado por un especialista de la salud es posible lograr que una persona mejore de forma considerable su calidad de vida, consiguiendo bienestar físico, mental y emocional. Esto se debe a la visión del método terapéutico, que garantiza no alterar los procesos naturales del organismo humano.

Finalmente, otro de los beneficios importantes es su nivel de seguridad. Numerosos ensayos confirman que esta clase de tratamiento en las dosis adecuadas carece de efectos secundarios que puedan perjudicar la salud de las personas, a diferencia de otros fármacos tradicionales que se pueden consumir de manera habitual.