Cómo elegir y saber rápidamente cuánto cuesta una residencia de ancianos

Algunas personas mayores permanecen temporalmente en una residencia de ancianos durante un periodo de tiempo corto, generalmente tras  un ingreso hospitalario, y regresan a sus hogares una vez recuperada la forma.

Sin embargo, la mayoría de ellos han de quedarse allí de forma permanente porque necesitan cuidados constantes porque tienen graves problemas físicos o mentales.

Es en estos casos donde hay que ser más cuidadosos al elegir residencia, ya que una mala elección podría resultar en un deterioro irreversible de las condiciones físicas o mentales de nuestros mayores.

Vamos a ver algunos consejos para escoger adecuadamente el centro residencial y finalizaremos comentando una aplicación que nos permitirá conocer rápidamente cuánto cuesta una residencia de ancianos.

Pasos a seguir para elegir una residencia de mayores

No todos los centros asistenciales para personas mayores son iguales y por eso es importante analizar a fondo qué es lo que nos ofrece cada uno de los centros, antes de decidir si el precio ofertado es ajustado o excesivo. Para no errar el tiro, sigue el siguiente procedimiento:

1. Ponte en el lugar del anciano

Considera lo que necesita la persona mayor y no lo que necesitas tú: Además de los cuidados médicos e higiénicos, quizá el anciano valore otros factores, como que el centro disponga de servicios religiosos o le permita una cierta libertad de acción individual.

Igualmente, algo que las personas mayores valoran especialmente son las residencias cuya ubicación permite que los familiares puedan visitarlos a menudo.

2. Habla con amigos, conocidos y familiares

Consulta a amigos y familiares para saber qué centros te sugieren. Igualmente, pregunta a médicos y asistentes sociales qué residencias de ancianos consideran más recomendables.

3. Visita, previa cita, los centros que te parezcan más apropiados

Visita todos los centros que a primera vista te parezcan apropiados. Habla con el personal de dirección y con el supervisor médico. Insiste en visitar las habitaciones libres y todas las dependencias de la residencia. Comprueba el estado de los equipamientos y la limpieza de las diferentes zonas.

Para terminar, fíjate bien en el aspecto de los residentes: observa si están limpios, si parecen estar aturdidos o sedados y si se respira un ambiente de confianza y distensión.

4. Vuelve a visitar las residencias que más te gusten, pero esta vez sin avisar

Este paso es importante: una visita inesperada al centro servirá para que podamos movernos con mayor libertad y así confirmar las buenas impresiones de la primera visita.

Una buena hora para hacerlo es la de la comida, porque así podremos comprobar, de paso, si la calidad del servicio de restauración se ajusta a lo publicitado.

Cómo ahorrar tiempo y dinero en la búsqueda de una residencia de ancianos.

Dicho lo anterior, disponemos de una forma de ahorrar tiempo y dinero en nuestra búsqueda de una residencia de mayores: en la plataforma MiResi sabremos, en cuestión de minutos y con unos pocos clics, qué residencias de ancianos se ajustan a nuestros criterios de selección y a nuestra disponibilidad económica.

Los servicios de MiResi son 100% gratuitos e incluyen la consulta con profesionales que te ayudarán a escoger el centro residencial más adecuado para tu caso concreto y a beneficiarte de las ayudas públicas disponibles para personas dependientes. Adicionalmente, con MiResi obtendrás un descuento sobre la tarifa oficial de cada residencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.