Chimeneas eléctricas para el hogar, la elección más cálida para este invierno

Con la llegada del invierno, a todos nos apetece tener nuestra casa bien aclimatada. Las chimeneas eléctricas, además de ser muy decorativas, son una opción más que interesante  para aportar calidez a nuestro hogar. Si no queremos que el frío no nos coja por sorpresa,  conocer la amplia gama de chimeneas eléctricas que existen en el mercado y las ventajas que nos ofrecen nos ayudará a elegir con el mejor de los criterios.

 Qué es una chimenea eléctrica  

Las chimeneas eléctricas son una alternativa muy actual a las estufas de gas de toda la vida. Estos aparatos de calefacción  tienen, como su nombre indica, la función de aumentar la temperatura o calentar una estancia. Si queremos comprar una chimenea de estas para nuestro hogar, debemos considerar revisar cuáles son las mejores chimeneas eléctricas que existen en el mercado.

Hoy en día, podemos encontrar una gran variedad de chimeneas eléctricas de gran calidad y con múltiples acabados: con leños o con carbón falso, con animación de llamas y brasas por iluminación led, empotradas o independientes… 

Los diferentes modelos de chimeneas eléctricas que existen en el mercado permiten calentar gracias a una resistencia eléctrica que alcanza una potencia que va desde los 1000 a los 2000 W dependiendo del modelo. El calor que estas chimeneas producen, se distribuye por convección a través de un ventilador.

Chimenea eléctrica

Por su aspecto decorativo y por su facilidad de uso, se han convertido en una de las preferidas por quienes desean calentar una habitación aportando, además, un toque decorativo muy especial. 

Tipos de chimeneas eléctricas

Encontrar una chimenea eléctrica que se adapte a los metros cuadrados y a la decoración de la estancia que queremos climatizar, nos resultará más fácil de lo que creemos. Tan sólo echando un vistazo a los diferentes tipos de chimeneas eléctricas que existen en el mercado no tendremos ningún problema a la hora de elegir la que más nos interese:

Chimeneas eléctricas empotrables

Las chimeneas eléctricas empotrables son aquellas que se pueden encastrar en un hueco de la pared. Las  chimeneas empotrables son ideales si deseamos que nuestra chimenea eléctrica no ocupe un espacio extra en la estancia.  Este tipo de chimeneas poseen unas líneas rectas muy sencillas y elegantes. Gracias a su diseño, crean espacios modernos y muy contemporáneos. 

La apariencia de una chimenea eléctrica empotrable es muy parecida a la de una pantalla de plasma. Una vez conectadas a la luz, estas producen unas llamas de luces led muy cálidas y relajantes. Este tipo de chimeneas son muy cómodas de utilizar debido a su mando a distancia con el que podremos regular su temperatura cuando así lo deseemos. 

Chimeneas eléctricas de pared

Las chimeneas eléctricas de pared se colocan, directamente, contra la pared y sobre un suelo totalmente plano. Para ponerlas en funcionamiento sólo necesitaremos conectar su enchufe a la red eléctrica.

Las chimeneas de pared poseen un toque muy clásico y elegante que simula de manera precisa la llama que producen las brasas de una estufa de leña. Algunas, pueden ir acopladas a un mueble específico para chimeneas eléctricas. Lo que las rinde mucho más elegantes si cabe. 

Chimeneas eléctricas móviles

Al contrario que las chimeneas eléctricas empotrables o las de pared, las chimeneas eléctricas móviles no necesitan de ninguna superficie o mueble de apoyo para ser utilizadas. Las chimeneas eléctricas movibles poseen unas dimensiones mucho más reducidas que las anteriores lo que las convierte en un accesorio muy práctico y que podemos utilizar en cualquier estancia de nuestra casa cuando más lo necesitemos.

Existen diversos modelos de chimeneas eléctricas móviles: desde aquellas más modernas y de líneas rectas hasta las de corte más clásico o, incluso, rústico.

Leños eléctricos

Los leños eléctricos son un tipo de estufa eléctrica menor en cuanto a energía calorífica y tamaño. Este tipo de estufas eléctricas son las más ligeras del mercado y se convierten en un elemento ideal para aclimatar estancias y darle un toque decorativo, por ejemplo, al hueco de nuestra chimenea de leña, simulando unos leños candentes.

Ventajas de comprar una chimenea eléctrica

Las chimeneas eléctricas poseen una serie de ventajas que las rinden muy interesantes. Contar con una chimenea eléctrica para calentar nuestro hogar puede ser una muy buena idea si necesitamos un sistema de calefacción cómodo, barato y limpio. 

Las chimeneas eléctricas, a diferencia de otros sistemas de calefacción como, por ejemplo, las estufas de gas, son muy seguras; pues, al no funcionar con combustible y no tener una llama real, anulan cualquier riesgo de incendio. En el caso de que olvidemos apagar nuestra chimenea eléctrica, su termostato de seguridad lo hará automáticamente evitando cualquier tipo de peligro o de sobrecarga.

Además, una chimenea eléctrica es mucho más ecológica que otro tipo de sistemas de calefacción. Al no emitir CO2 ni gases tóxicos de ningún tipo, este tipo de chimeneas son una opción más que recomendable para no dañar el medio ambiente.

Si queremos instalar cualquier modelo de chimenea eléctrica en nuestra casa, podremos hacerlo de una manera limpia y cómoda y, además, sin ningún tipo de obras. Lo que nos permitirá ahorrar tiempo, dinero y las molestias que cualquier trabajo de reformas en casa suelen ocasionar. Además, este tipo de chimeneas tampoco necesita salida de humos por lo que su instalación es mucho más sencilla si cabe.

Para quienes buscamos un sistema de calefacción que resulte económico y nos permita ahorrar, las chimeneas eléctricas son una muy buena opción. Existe una oferta muy variada en el mercado que abarca diferentes precios, en función de nuestro presupuesto. Además, el hecho de que podamos regular su temperatura o elegir cuándo encenderla o apagarla, nos ayudará a ahorrar y a limitar su consumo.

Añadir un toque decorativo es posible gracias a las chimeneas eléctricas, ya sea por sus variedad de modelos y estilos (victoriano, moderno,…) o por su color (hoy en día podemos encontrarlas en una amplia gama cromática), una chimenea eléctrica aportará, además de calor, personalidad a nuestra casa.

Ahora que ya conocemos los tipos y ventajas que las chimeneas eléctricas poseen, lograr que el invierno sea la estación más calidad del año, está garantizado.