¿Caminar o correr para perder peso?

El running es uno de los deportes que más popularidad han tenido durante los últimos años. Un deporte tan noble que no requiere de un equipamiento especial, más que unas zapatillas cómodas y la actitud para comenzar un estilo de vida más saludable. Cada año, son miles los que eligen esta actividad en la búsqueda del peso ideal y la quema de grasa, y más después de ver el lanzamiento de las mejores zapatillas running 2021 que nos dejan con la boca abierta por sus atractivos diseños e innovadoras tecnologías.

Sin embargo, hay una pregunta muy común entre los que se inician en el running y buscan perder peso. ¿Cuál es la actividad más recomendable para perder peso de manera más rápida? ¿Caminar o correr? A continuación, te lo decimos todo.

El ejercicio cardiovascular y la pérdida de peso

Ventajas de correr

Correr tiene una gran cantidad de ventajas. En primer lugar, es una actividad que requiere un esfuerzo físico mucho mayor. Por lo tanto, el ritmo cardíaco se eleva, generando un desgaste físico mucho más importante. Esto ayuda a quemar calorías de manera más rápida, pues el cuerpo se ejercita con mucha más intensidad. 

Correr requiere la fortaleza y la ayuda de todos los músculos del cuerpo. Cuando corremos, trabajan la mayoría de los músculos, incluyendo los de las piernas, la espalda, el abdomen y los brazos. Debido a esto, todas estas zonas del cuerpo se tonifican, adquieren mayor fuerza y una mejor resistencia al cansancio.

Ventajas de caminar

Caminar también tiene sus ventajas. A pesar de ser una actividad de baja intensidad, también genera cierto desgaste físico y, por lo tanto, una quema de calorías. La gran ventaja de esta practica es que puede ser realizada por un mayor número de personas, sin importar su edad, experiencia o condición física. Caminar es una actividad de bajo impacto, que no afecta a las articulaciones de los pies ni de las rodillas, es una excelente forma de mantenerse activo y mejorar la salud física en general.

Entonces, ¿qué es mejor, correr o caminar?

Tanto caminar como correr son actividades muy buenas, cualquier de ellas es mejor que no realizar ninguna. Pero, si nos vamos estrictamente a la cantidad de calorías y el tiempo que se necesita para perder peso, sin duda alguna, corriendo se lograrían mejores resultados. Diversos estudios, han logrado demostrar que, si se recorre la misma distancia corriendo o caminando, la quema de calorías es 30% mayor cuando se hace corriendo. Definitivamente, es la opción recomendada si lo que buscas es bajar de peso en menos tiempo.

Sin embargo, no podemos dejar a un lado la caminata. Caminar también ayuda a bajar de peso, aunque de una manera más paulatina. Lo mejor de esto es que, lo único que necesitas son unas zapatillas para caminar, y no es necesario que cuenten con todas esas tecnologías y precios elevados de las zapatillas de running.

Lo más recomendable, si eres una persona que no acostumbra realizar ejercicio de manera constante, es comenzar a caminar e ir aumentando las distancias poco a poco mientras va mejorando la condición física.

Alimentación sana: la clave de la pérdida de peso

Hay un punto muy importante, que debe de acompañar a todo lo anterior, la alimentación. Si tu objetivo es perder peso, una dieta balanceada jugará un papel importante en el resultado. De hecho, aunque corras o camines diariamente, si no mantienes una alimentación balanceada, sería casi imposible perder peso, incluso podría subir si la cantidad de calorías diarias ingeridas es muy elevada.

Los nutriólogos señalan que, en la pérdida de peso, la dieta y el ejercicio influyen en un 70 y 30 por ciento respectivamente. Es por eso que se recomienda acudir con un profesional de la salud para contar con el mejor plan alimenticio como acompañamiento al correr o caminar.